2019-05-11

Cómo pasar de Contable a Controller Financiero

Imagen Post

Actualmente el contable tiene que ofrecer una ventaja competitiva convirtiéndose en Controller Financiero. De esta forma, podrá brindar información interesante a la alta dirección. Es una cuestión muy importante para tomar las decisiones correctas. La contabilidad se ha visto afectada por la cuarta revolución industrial. Los puestos de trabajo con actividades repetitivas y rutinarias están peligrando debido a la nueva era digital.

Por este motivo, resulta fundamental dar un salto profesional. Es decir, pasar de ser contable a ser Controller Financiero. Si este profesional conoce en detalle la contabilidad de la empresa, lo tendrá más fácil. Las personas que quieran asumir esta responsabilidad tendrán varias ventajas. Además conseguirán un incremento considerable en su remuneración anual. La media del salario de un Controller Financiero ronda los 40.000 euros en España.

Un Controller Financiero cuenta con ciertas habilidades profesionales y personales. Además tiene que ser una persona capaz de adaptarse al nuevo contexto digital. Es decir, tiene que ser ducho con la tecnología. En definitiva, es importante estar actualizado con las últimas novedades tecnológicas.

Por otro lado, es conveniente que el Controller Financiero no descuide su actitud. Tiene que estar dispuesto a lograr nuevos retos teniendo buena actitud. Esto marcará la diferencia entre ser un gran Controller Financiero. O ser un contable que se quedó en el intento.

¿Cuáles son las habilidades personales de un Controller Financiero?

Las habilidades personales de un Controller Financiero son muy variadas. En muchas ocasiones este profesional puede vivir situaciones con diferentes opiniones. Es decir, que le digan que un dato o una información no es la adecuada.

Algunas veces los directivos de la organización no están de acuerdo con los informes. Principalmente porque encuentran números que no les termina de gustar. Ante estas situaciones, un Controller tiene que denotar seguridad.

Además, debe adaptarse al lenguaje que utilizan sus compañeros y no abusar de los tecnicismos. No obstante, se comunicará con seguridad y de forma aséptica. Entre sus tareas no está entrar en juicios de valor.

Su objetivo es comunicar resultados, márgenes e informes. La dirección tomara decisiones en base a dichos datos. El Controller Financiero depende del director general o del director financiero jerarquicamente.

¿Y las habilidades profesionales?

También tiene que contar con ciertas habilidades profesionales. Las más importantes son tres.

Primeramente, tiene que ser capaz de conectar toda la información financiera de la organización. El Controller Financiero se encarga de analizar toda la información necesaria para conocer el margen de beneficios. Además, es necesario que se pueda vincular cada coste e ingreso con su proyecto. De esta forma, es más sencillo decidir con qué actividad continuar y con cuál no.

En segundo lugar, contar con conocimientos para medir los tiempos adecuadamente. Por tanto, debe identificar cuál es el mejor momento para cada operación financiera de la organización. Lo hará detectando la mejor ocasión para emitir pagos en relación con las otras actividades financieras.

Por último, saber cómo elaborar un plan de cuentas. El Controller podrá realizar un correcto seguimiento del presupuesto, si adapta el plan de cuentas a la organización. Además, realizará un análisis en profundidad de todas las partidas que se contemplan en la cuenta de resultados de la organización.

Controller en plantilla o externo

La mayoría de las grandes empresas cuentan con un Controller Financiero en su plantilla. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas suelen tener dudas en si implantarlo cómo parte de su equipo de recursos humanos.

La duda está en si es mejor contratar a un Controller a tiempo completo o contratar a un profesional externo para que se ocupe de esas funciones. Por un lado, es importante que formen parte de la plantilla. Sobre todo, para recopilar información corporativa de carácter confidencial. Una buena solución sería formar a un empleado con un master controller financiero, por ejemplo.

Por otro lado, también puede ser una ventaja que sea un profesional externo para que sea imparcial. Es decir, que tenga un punto de vista objetivo en la realización de las tareas.

En la mayoría de los casos es beneficioso contratar a un Controller Financiero. Es una manera de evitar riesgos, conseguir oportunidades y evitar errores en la economía de la organización. Además estos profesionales pueden suponer una ventaja competitiva para la empresa dentro del mercado empresarial.

Controller Contable IOE

Gracias a la tecnología conseguirá trabajar con datos en informes predefinidos y personalizados

Las nuevas tecnologías para un Controller Financiero

Otro aspecto esencial para convertirse de contable a Controller Financiero es la tecnología. Este profesional tiene que dominar perfectamente la tecnología. El objetivo es que pueda coordinar el uso de la información financiera de la organización. Por consiguiente, facilitará a otros usuarios introducir y buscar datos.

Por otro lado, gracias a la tecnología conseguirá trabajar con datos en informes predefinidos y personalizados. Estos facilitarán enormemente la tarea de tomar decisiones a la dirección.

Hoy en día podemos encontrar numerosas aplicaciones para el control de gestión y financiero. El Controller las empleará para hacer un seguimiento continuo de los presupuestos. Además, conocerá rápidamente si un proyecto u operación muestra desviaciones. Por tanto, tendrá tiempo de reacción para ajustar las previsiones lo antes posible.

Este experto se encarga de definir el sistema de recogida y análisis de la información. Será el más adecuado tanto para él como para la dirección de la organización. La idea es que las herramientas de contabilidad ayuden a realizar las tareas del trabajo en equipo. De esta forma, contará más tiempo para la planificación y el análisis de información financiera.