Cursos Universitarios

Los cursos universitarios ofrecen un alto grado de especialización y cualificación profesional. Se trata de cursos online con acreditación universitaria, es decir, cada plan de estudios ha sido revisado meticulosamente antes de su aprobación por la comisión académica de la propia Universidad que lo avala.

A diferencia de otro tipo de formación de postgrado, para acceder a estos cursos universitarios no es necesario que poseas titulación previa. Una vez hayas finalizado el curso, recibirás el correspondiente certificado de la propia Universidad. Tendrás, además, la posibilidad de obtener créditos ECTS convalidables.

Cursos Superiores Universitarios y Técnicos Universitarios:

En IOE Business School colaboramos directamente con UDIMA (Universidad a Distancia de Madrid) y la Universidad Nebrija de Madrid en la realización de estos cursos superiores universitarios. Poseemos, además, grandes alianzas internacionales en países de habla hispana, entre las que destacamos los fuertes lazos que nos unen a la Universidad Americana de Europa (UNADE) de México.

Estos acuerdos nos permiten ofrecerte una gran gama de titulaciones con acreditación universitaria y cursos de alta demanda con los que podrás ampliar tu formación y aprendizaje con total garantía.

Apuesta por la formación con nuestra amplia selección de cursos universitarios

Puede darse el caso de que actualmente ocupes un puesto de trabajo. Y por ello has puesto freno a tu formación. Lo cual según como se mire puede ser un error bastante extendido entre el común de profesionales. Ya que, ante un mercado que no va a dejar de cambiar, la curiosidad y la inquietud por la parte de los profesionales se convierten en competencias fundamentales.

Por ejemplo, en los últimos años ha existido una gran brecha laboral entre los profesionales digitales y los no digitales. En los próximos años esta separación será aún más evidente. Es por ello que se hace necesario no dejar de formarse en ningún momento.

Mediante estudios universitarios o cursos universitarios nos capacitamos para acceder al mercado laboral. Pero una vez que lo logramos, suele ser la tónica general que esa preparación se haga a un lado. Para de esta manera concentrar todas las energías en el trabajo para el que se nos ha contratado.

Como ya hemos destacado, el mercado laboral varía de forma continua. Esto hace que del mismo modo la formación necesaria para acceder a un puesto de trabajo determinado también cambie. Tanto las nuevas tecnologías como su aplicación, los nuevos perfiles profesionales que han surgido a causa de los cambios en la oferta educativa y la digitalización son algunos de los elementos causantes de esta necesidad de actualización. Este hecho lleva a las empresas a querer tener entre sus empleados a los profesionales más adecuados.

¿Esta constante innovación frenará en algún momento? Lo normal sería asumir que no lo hará y afrontar la innovación como una ventaja. Tomárselo como un reto permanente que obliga a una formación continua.

La formación continua como ventaja

La búsqueda de nuevas soluciones, la mejora y la innovación solo son desventajas para aquellos que carecen de curiosidad, ilusión por nuevos retos y una predisposición permanente a la mejora. La ausencia de estas competencias puede suponer un grave problema en un entorno cambiante al que debes adaptarte rápidamente. La realidad es que cada vez más las empresas necesitan equipos de trabajo con estas características.

Llegados al punto en el que la formación continua se hace imprescindible, esta debería ser responsabilidad de las empresas. Pero como no siempre lo es, la formación continua debería pasar a ser una obligación del propio trabajador. Ya que así se verá beneficiado en gran medida.

Y te preguntarás ¿por qué realizar un curso universitario y formarme? Para responder a tu pregunta te daremos una serie de motivos importantes que te ayudarán a tomar una decisión:

Mejores oportunidades laborales

Mediante la realización de nuestros cursos universitarios no solamente aumentas tu grado de conocimiento, en sí ya importante. Sino que demuestras una actitud de querer aprender, lo que te dará paso a nuevas oportunidades. Una demostración de perfil inquieto puede ser la clave para tu contratación o promoción en tu actual puesto de trabajo.

Creación de una marca personal sólida

La marca personal, es decir, la imagen profesional que proyectamos en el mercado, es de gran importancia de cara a acceder a mejores oportunidades laborales. Como profesional es recomendable mantenerse actualizado y estar al corriente de las necesidades y tendencias formativas del sector para el que se trabaja. Esto contribuirá en la creación de una marca personal más sólida y atractiva para los encargados de recursos humanos.

Posibilidad de mejores salarios

Aunque no se cumpla en todos las casos sí que es cierto que, a mayor preparación, mejores remuneraciones. Es sabido que los profesionales que cuentan con estudios de posgrado o con una formación superior resultan más atractivos para las empresas. Con el objetivo en mente de retenerlos ofrecen salarios más altos que los que ofrecerían a un trabajador con menos formación. Ya que como suele decirse, el talento tiene piernas y en cualquier momento puede salir caminando por la puerta.

Contarás con más y mejores recursos

Cuando la economía de un país se ve afectada negativamente, o el trabajo en determinado sector cae; los profesionales con mayor nivel de formación siempre cuentan con una mayor cantidad de recursos a la hora de tratar de mejorar su situación. En ese sentido, podríamos considerar la formación como un seguro de vida.

Contratos más firmes

La diferencia entre un contrato estable y un contrato temporal puede ser el contar con un curso universitario, un posgrado… Cualquier etapa de formación que permita a un trabajador presentarse como un activo importante para el equipo. Y por lo tanto, es un trabajador al que conviene ofrecer un contrato estable que asegure su permanencia.

Posibilidad de alcanzar puestos de responsabilidad

Los altos mandos de las grandes empresas del mundo se caracterizan por un factor común: su formación. Llegar a los puestos más altos de una empresa dependerá, en gran medida, de lo preparado que se encuentre el trabajador para afrontar esta responsabilidad. Y como ya hemos mencionado, de su perfil y competencias demostradas.

Facilidad para cambiar de sector

Cuando abres tu mente a nuevos conocimientos y amplías tus horizontes de formación a áreas diferentes a la que trabajas puede facilitarte el cambio de un sector a otro en caso de necesidad.

Es decir, si te decides por formarte con nuestros cursos universitarios tendrás no solo mayores oportunidades laborales en tu sector sino también en otros. Lo cual resulta de gran ayuda durante crisis económicas y momentos de inestabilidad del mercado laboral.

Networking

El hecho de realizar alguno de los cursos universitarios que ofrecemos te permitirá acceder a encuentros con otros profesionales. Así como momentos de Networking enriquecedores a nivel tanto profesional como personal.

Es necesario destacar que, aparte de suponer un claro beneficio para el trabajador, la formación continua posibilita que las empresas resulten más atractivas. Y por lo tanto el mercado se vuelve más competitivo e interesante. Tanto los trabajadores, las empresas y los mercados pueden mejorar con la formación correcta.

@IOE Business School 2018