Cursos Logística

Los cursos de Logística se centran en el aprendizaje de los procesos productivos relacionados con el transporte, la distribución de mercancías, el comercio internacional, los Incoterms y la cadena de suministros.

Estos cursos online te preparan para gestionar actividades muy diversas como el aprovisionamiento, el almacenamiento, el control de stocks, la preparación de pedidos, etc. Y es que los procesos logísticos son el eje fundamental de muchas de empresas. Dominar estos procesos es clave en un entorno competitivo y cada vez más exigente.

Cursos de Logística y Transporte:

Mejorar las competencias como profesionales de la logística y el transporte es fundamental en el competitivo mundo empresarial actual. Por eso los cursos de logística de IOE cuentan con planes formativos creados específicamente para cubrir las demandas presentes y futuras de este sector.

Te ofrecemos cursos universitarios, cursos de especialización profesional, cursos formativos de duración media y cursos intensivos. Entre todos ellos encontrarás el curso ideal para ti, el que te ayudará a convertirte en un profesional mejor cualificado.

Especialízate con nuestros Cursos de Logística

El término logística tiene su origen en el ámbito militar. En el mundo empresarial es un término que se refiere, por un lado, al flujo de los recursos que una empresa va a necesitar para realizar sus actividades. Por otro lado, se entiende como un conjunto de operaciones y tareas relacionadas con el envío de productos terminados al punto de consumo o de uso.

No nos alejamos mucho de la realidad al decir que el éxito final de un proyecto depende en gran medida de la logística.

Funciones de la Logística

Como ya hemos puesto de manifiesto, la función de la logística es la planificación y la gestión del flujo de materiales. Todo ello de la manera más eficaz entre los proveedores y clientes finales. Sin dejar de lado la creación y puesta en marcha de sistemas de control y mejora.

Como alumnos de los cursos en logística descubriréis este gran proceso y las funciones básicas que cumple el departamento de logística.

Transporte

En este apartado hacemos referencia a la parte en la que la mercancía, cargada sobre los vehículos, viaja desde su origen a su destino. La idea es esforzarse en mejorar los procesos de entrega a los clientes finales. Siendo cada día más rápidos y eficientes, tanto en costes como en aspectos medioambientales. Este es uno de los grandes desafíos actuales de la logística. Aunque así resumida pueda parecer tarea fácil, aquí englobamos desde la entrega de un sobre en una ciudad hasta transportar un contenedor al lado del mundo.

Almacenaje

Este apartado concierne al punto opuesto al transporte. Es la actividad de custodia de la mercancía que espera a ser utilizada. Aquí están incluidas todas las actividades operativas que se desarrollan dentro del almacén. Los objetivos que busca son realizar las tareas sin errores, con la calidad requerida por el cliente. Así como mejorar la productividad a través de la coordinación de las estanterías, carretillas, métodos organizativos, informática y las nuevas tecnologías. Las empresas que sean capaces de gestionar la operativa del almacén con precisión, rapidez y a bajo coste obtendrán una ventaja competitiva.

Control de inventario

Aquí se completa el trabajo realizado por el almacenaje. La gestión de inventarios lleva un control de las existencias que hay, la forma en la que son repuestas, avisos de reposición de stock, etc. Controlar el inventario es básico para un correcto proceso logístico. Disponer de un adecuado control del inventario nos permite dar a nuestros clientes una garantía de servicio desde el momento del pedido. Este es un factor que cada día se valora más. Aparte de todos estos aspectos, si se busca ahorrar costes este es uno de los segmentos en los que mejores resultados se pueden lograr. Como especialistas tras realizar cualquiera de nuestros cursos de logística sabréis valorar todos estos aspectos.

Trazabilidad

La trazabilidad se encarga de la correcta localización de los productos en el espacio y el tiempo. Permitiendo así la reconstrucción del proceso íntegro de compra: producción, almacenaje, transporte, distribución y venta. Para una adecuada gestión de la trazabilidad en el proceso operativo se hace necesario disponer de unos buenos sistemas de información.

Logística Inversa

La logística inversa es la protagonista en el último tramo de la logística. Cada día adquiere más importancia por dos motivos principales. Por un lado a causa de la aparición de un modelo de consumidor más exigente. Por otro lado debido a normativas que buscan la concienciación y ser más sostenibles con el planeta.

En los cursos de logística aprenderéis que para garantizar un buen servicio al cliente y RSC hace falta tener definidos correctamente los flujos de la logística inversa. Por ejemplo, en aquellos procesos relacionados con las devoluciones, la empresa debe trabajar en una mejora continua. Al mismo tiempo poner todos los medios a su alcance para minimizar el número de devoluciones. Ya sea mediante controles de calidad que frenen en gran medida la salida al mercado de productos defectuosos. O con sistemas de transporte adecuados que eviten desperfectos durante la distribución del producto, mejoras en los envases y embalajes, etc. La idea serie acercar a la empresa lo máximo posible a un nivel cero de devoluciones.

La llave del éxito la tiene el Departamento de Logística

El departamento de logística tiene la responsabilidad de hallar la combinación de técnicas que resultarán en una estrategia de éxito. Aunque por norma general no existe un único método que pueda aplicarse para garantizar que las operaciones impulsarán su rendimiento.

Realizando cualquiera de los cursos de logística que ofrecemos se te darán los conocimientos necesarios para hallar la mejor estrategia.

Para ello, se os formará en la utilización de distintas tácticas que podréis aplicar en vuestro desempeño profesional, como por ejemplo:

Análisis ABC

Esta técnica se basa en el principio de Pareto (conocido como la regla 80-20, que indica que el 80% del valor total del consumo se basa en el 20% del total de artículos). De esta manera, el inventario queda dividido en tres categorías: A, B y C. En función del consumo, el valor y los costes asociados a los diferentes productos en stock. Lo que aquí se busca es gestionar cada grupo de bienes por separado, economizando así el esfuerzo de administración y siendo más precisos.

Just in time (Justo a tiempo)

Este método se centra en la reducción del inventario. Para ello se requiere que el inventario retrase su llegada a algunos días antes de que sea necesario para su distribución o venta. En otras palabras, el abastecimiento se produce justo a tiempo para el uso. De esta manera se ahorran costes de mantenimiento y se elimina el riesgo de obsolescencia.

Cross-docking

Esta es una práctica en la que el Departamento de Logística debe coordinar la descarga de materiales directamente en camiones, remolques o carriles de salida. Se pasa directamente a la distribución sin darse el almacenamiento.

Dropshipping

Con este método los pedidos se envían a los clientes directamente por parte del fabricante o mayorista. Esta estrategia reporta beneficios al Departamento de Logística en la forma de evitar mantener bienes en stock. A la vez que ahorran costes de inventario.

En conjunto podríamos decir que todas estas actividades lograrán la satisfacción del cliente y una reducción de costos de la empresa. Además de mejorar la competitividad con respecto al resto de empresas. No esperes más e inscríbete en nuestros cursos de logística y si tienes alguna de duda no dudes en contactarnos. ¡Te esperamos!

@IOE Business School 2018