2018-07-03

Consultores de empresas y asesoría cualificada

Imagen Post

Los consultores de empresas son un sector amplio que abarca a especialistas en distintos ámbitos. El mundo de la asesoría y consultoría es un sector en expansión. En este mundo globalizado e intersectorial, a menudo los pequeños, grandes y medianos negocios necesitan de la ayuda de un asesor empresarial en un ámbito concreto. Las empresas de consultoría se multiplican porque cubren una demanda creciente.

 

Consultores de empresas, ¿qué son y qué hacen?

¿Qué hace un consultor en una empresa? Analiza el estado de la misma en un ámbito determinado y plantea una estrategia a seguir para solucionar los problemas detectados o para mejorar en los aspectos que sean susceptibles de mejorar.

Existen distintos tipos de consultores de empresa según el ámbito profesional y de la empresa en el que estén especializados. Una empresa puede encargar varios tipos de consultoría al mismo tiempo o una sola en un campo concreto que le preocupe.

Algunos de los más populares son las consultoría de negocios, la consultoría laboral o la consultoría estratégica. Aunque también existen consultores de empresas profesionales de ámbitos técnicos como el logístico, el tecnológico o el medioambiental, entre otros.

Los consultores de empresas pueden ejercer su trabajo de forma independiente o dentro de una empresa de consultoría y asesoría. En cualquier caso cuando realizan trabajos de consultoría empresarial tienen que hacer un exhaustivos análisis de la situación real de la empresa y conocer bien el mercado. Así, pueden detectar los puntos en los que la empresa debe implementar mejoras e  identificar problemas que precisan de solución.

Como parte de sus competencias profesionales están el desarrollo de planes y estrategias para solucionar dichos problema y alcanzar las mejoras que la empresa precisa.

 

¿Cómo se preparan para ejercer esta profesión?

Formación para trabajar como consultores de empresas

La formación es básica para los consultores de empresas. Capacitarte con un Máster de Asesoría de Empresas es fundamental si deseas ser consultor empresarial.

Los consultores de áreas muy específicas son expertos en cada materia concreta y para ello deben formarse a través de cursos o másteres específicos. La formación para ser Especialista en Análisis Económico-Financiero o Técnico en Asesoría Jurídica y Laboral son algunos de ellos.

Si te estás planteando desarrollar tu carrera profesional como consultor de empresas, valora en qué ámbito concreto deseas hacerlo. Y fórmate adecuadamente

Perfil profesional de los consultores de empresas

Si estás pensando en formarte y trabajar como consultor empresarial debes conocer qué habilidades y talentos propios es interesante que trabajes para desarrollar y mejorar. Estos te ayudarán a ser un buen profesional.

Capacidad analítica, clave para los consultores de empresas

Clave para poder conocer a fondo el estado de la empresa así como para detectar los puntos críticos de la misma. La capacidad para relacionar datos es fundamental.

consultores de empresas

Los consultores de empresas pueden ejercer su trabajo de forma independiente o dentro de una empresa de consultoría y asesoría

Capacidad creativa para ser un mejor profesional

Una vez encontrados los puntos susceptibles de mejorar, los consultores empresariales desarrollan planes estratégicos y de viablidad para revertir los problemas y mejorar en los campos que sea preciso. Pero no es una ciencia exacta y las soluciones válidas para una empresa no tienen por qué serlo para otra.

Encontrar soluciones creativas, útiles y prácticas adecuadas para cada cliente es fundamental para ser un buen profesional. Estas deben ser factibles, aplicables y tener una base fundamentada. Pero precisan de creatividad para no quedarse en soluciones tipo carentes de personalización.

Capacidad de comunicación

Saber comunicarse es clave para los consultores de empresas. Tiene que ser capaz de escuchar a sus interlocutores y de hacerse entender por ellos en un lenguaje común y que no genere dudas. Es fundamental una buena comunicación para que sus planteamientos y estrategias puedan ser comprendidos y aceptados por el cliente.

También es importante para comunicar al equipo con el que tenga que trabajar todo lo necesario para una colaboración y trabajo productivo y eficiente

 

La capacidad de comunicación escrita es fundamental para poder elaborar los informes pertinentes de modo que sean comprendidos sin dificultad por la persona o personas a las que vayan dirigidos.

Capacidad de trabajo en equipo y de liderazgo

Los consultores de empresas a menudo tienen que trabajar en equipo. Y este no siempre es un equipo que ellos hayan escogido. Ni siquiera es siempre el mismo pues pueden ser miembros de la empresa cliente con quienes tenga que trabajar para analizar la realidad de la misma y para implementar la estrategia desarrollada tras esta.

Cuando los consultores de empresas están al frente de la gestión de un equipo de trabajo, saber motivar al mismo es también una habilidad necesaria para un mejor ambiente laboral. Y para que cada miembro del equipo pueda dar lo mejor de sí mismo en el trabajo.

Capacidad organizativa y metódica

Sin capacidad de organización es complicado hacer una buena labor en este ámbito. La gestión de cada proyecto tendrá distintas vertientes y es fundamental saber organizarse para trabajar en cada una sin perder de vista el conjunto. Establecer plazos, organizar recursos, repartir responsabilidades dentro del proyecto y otros aspectos propios de esta profesión precisan de una buena capacidad organizativa y metódica.

Capacidad de trabajar con información confidencial

Trabajar con información confidencial requiere de un cuidado exquisito en la guarda y custodia de datos. Y requiere saber guardar secretos. Es un aspecto de gran relevancia que no puede ser pasado por alto.

Los consultores de empresas son profesionales cualificados muy demandados por el mundo de los negocios. Si estás pensando en ser uno de ellos, fórmate y desarrolla tus propias capacidades para una exitosa carrera profesional.