2018-11-16

Consejos para un comercio internacional

Imagen Post

¿Qué es el comercio internacional?

De forma general, el comercio internacional es la exportación de productos y servicios. Normalmente, las grandes empresas de un país establecen un intercambio de servicios, bienes y productos con otros países. De este modo, la sociedad se globaliza estableciendo relaciones sociales y comerciales entre los distintos países.

Si queremos realizar un comercio internacional, debemos estudiar todos los factores que intervienen. Ya sean a nivel interno como externo.

Es cierto que la globalización ha hecho posible la existencia del comercio internacional entre todos los países. Por ello, debemos ser conscientes de las diferencias culturales, sociales, políticas, económicas, tecnológicas, etc. que influyen en el proceso comercial.

¿Qué debemos tener en cuenta?

En el comercio internacional debemos tener presente aspectos que afectan a nuestra empresa tanto interna como externamente. Del mismo modo que debemos respetar los regímenes vigentes en el país extranjero. Por ello, debemos investigar el mercado internacional en el que estamos interesados.

Es necesaria una integración económica para buscar la forma más adecuada de eliminar las fronteras económicas entre países. Por ello, siempre se opta por establecer relaciones sociales de integración entre las entidades. Existen diversas relaciones que afectan al tipo de comercio internacional. Por ejemplo, prestaciones arancelarias y comerciales (acuerdo preferencial) o sin ellas (zonas de librecambio), entre muchas otras relaciones de integración. Por tanto, una empresa debería conocer estas relaciones y así, elegir qué forma es la más adecuada para el comercio.

Es necesario para establecer un comercio internacional conocer el entorno internacional donde nos moveremos como empresarios. Realizaremos un análisis del lugar, la sociedad y del entorno. Y así,  conoceremos las  condiciones de las empresas presentes en un país. Puesto que la influencia del actual escenario es esencial. Se tendrá en cuenta el entorno económico, financiero y técnico a nivel internacional para valorar las distintas posibilidades de mercado.

Una entidad realiza un proceso de internacionalización para encontrar modelos productivos que sean eficaces en el comercio internacional entre empresas. Para ello, debemos valorar la reducción de costos operativos y conocer el aprovechamiento de las ventajas competitivas. También es importante saber qué condiciones económicas y jurídicas son más favorables en el país extranjero. Además debemos tener presente todo lo relevante a la economía empresarial y al entorno extranjero para establecer un comercio internacional.

¿Barreras en el comercio internacional?

Establecerlo no es tarea fácil para las empresas. Vivimos en una sociedad globalizada pero con fronteras. Por ello, si una empresa quiere establecer un comercio internacional con otra empresa, debe conocer las barreras de exportación.

¿Qué son estas barreras de exportación? Estas barreras son aspectos tanto internos como externos que dificultan el comercio internacional. Si decidimos realizar un intercambio comercial con empresas de otros países debemos conocer las barreras que nos afectan. Existen diversas barreras, pero siempre hay que buscar la más adecuada. Por ejemplo, dificultades financieras, miedo a lo desconocido o adaptar y suministrar los productos exportables.

¿Qué debemos hacer como empresario?

¿Tenemos en cuenta todos los datos relevantes para establecer un comercio internacional? Es posible que en muchas ocasiones no tengamos claro qué debemos valorar y analizar para enfrentarnos al comercio internacional.

Si queremos iniciarnos en la exportación tanto de servicios como de productos (comercio internacional), debemos elaborar un análisis de mercado. En él valoraremos los siguientes datos:

  • Presentación general de la empresa. En ella reflejaremos las actividades de negocio y productos, mercado, cliente, competencia, proveedores y subcontratistas, y la estrategia empresarial.
  • Capacidades y recursos internos. Reflejaremos el sistema organizativo, sistema financiero, la política de inversiones y la actividad en I+D+i.
  • Desarrollo internacional. Los productos y servicios a internacionalizar, mercado objetivo y los conocimientos de este, promoción comercial y estrategias de acceso.

¿Existe una planificación?

¿Planificamos o improvisamos en los procesos comerciales? En muchas ocasiones, como empresarios tenemos que tomar decisiones sin apenas procesarlas. ¿Es esto realmente positivo para nuestra empresa e imagen? ¿Considera esto adecuado para establecer un comercio internacional?

Como en todo plan de acción empresarial, es necesario planificar el proceso que se va a llevar a cabo. En este caso, planificaremos todo lo que afecte al comercio internacional. Pero siempre respetando las leyes vigentes para ello.

Para la exportación de mercancías debemos tener presente la autorización, vigilancia y la certificación del producto. Para la prestación de servicios debemos atender a las leyes jurídicas que regulan el comercio internacional de servicios. Y para la realización de inversiones, las empresas que invierten en el exterior están obligadas a declarar estas inversiones

El marketing de la empresa es el responsable para establecer un tipo mercado. Siempre debemos tener presente la norma política ya que nos pondrá delimitaciones para elaborar un plan de marketing.

Programación de acciones y control, cuando se hayan tenido en cuenta los aspectos anteriores, procedemos a elaborar un plan. Este será un plan de marketing estratégico en el que se definirán las acciones a ejecutar y su control. De este modo, conseguiremos realizar un comercio internacional adecuado, legal y eficaz.

Debemos ser consientes de si nuestra empresa está o no preparada para adentrarse en el comercio internacional

¿Es un proceso rápido?

Si consideraba que el comercio internacional era un proceso rápido, se equivocaba. Como ha podido observar, requiere de una gran planificación tanto interna como externa.

Se debe valorar los servicios y productos a comercializar y el valor de estos en el nuevo país de venta. También requiere una investigación profunda del nuevo entorno y conocer nuestras posibilidades empresariales.

Debemos ser consientes de si nuestra empresa está o no preparada para adentrarse en el comercio internacional. Ya que una empresa puede tener recursos para un suministro nacional, pero no internacional. Es importante ser realista, ya que una mala transacción comercial puede crear una imagen negativa de nuestra empresa.

Tenemos que conocer, adaptarnos, investigar, valorar, enfrentar, etc. lo que interviene en un proceso comercial internacional. Nos enfrentamos a una repercusión empresarial y social que marcará la vida de nuestros productos, servicios y de nuestra empresa.

Si evaluamos con atención y meditamos un plan de acción adecuado y adaptado, tendremos éxito en el comercio internacional.