2018-02-08

Cómo emprender un negocio con talento pero sin dinero

Imagen Post

A la hora de plantearte cómo emprender un negocio hay muchas posibilidades que pueden terminar convirtiéndose en emprendimientos exitosos. Pero no todas las ideas para negocios son aptas para todos los emprendedores. Cuestiones como la inversión inicial, el conocimiento preciso para llevarlo al éxito y el área geográfica en que se implanten son solo algunas de las muchas variables que determinarán el éxito o fracaso de las distintas ideas emprendedoras.

 

Cómo emprender un negocio con escasos recursos

Ten una buena idea y busca financiación externa

Muchos negocios exitosos han partido de una mente despierta y emprendedora que no disponía del dinero necesario para ponerla en marcha. Pero eso no debería ser un obstáculo insalvable para quien está decidido a iniciar un negocio. Hay formas de lograr la financiación requerida para el comienzo de esta aventura:

  • Ideas para emprendedores premiadas:  la lista de carreras universitarias en las que es posible encontrar concursos que premien el emprendimiento es cada vez mayor. También existen concursos de este tipo para no universitarios, a menudo organizados por cámaras de comercio, entidades bancarias o asociaciones empresariales. Es una buena forma de lograr una base monetaria inicial. Y aún más importante, de tener un aval en forma de premio. Esta te abrirá las puertas a negociar con inversores que se sentirán más seguros poniendo su dinero en una idea emprendedora reconocida y premiada.
  • Búsqueda de socios inversores: una forma relativamente sencilla es mediante el crowdfunding. Es una buena forma de lograr el dinero preciso si estás pensando cómo iniciar un negocio, pero no la única. La búsqueda de inversores concretos puede llevar más tiempo pero también puede ser muy efectiva.
  • Buscar inversores entre amigos y familia: Es una opción accesible, aunque para evitar problemas hay que ser claro con cómo se presta el dinero y en concepto de qué, cuándo se devolverá, si le da algún derecho sobre la empresa, etc… Es útil para proyectos pequeños, pero como asegura el refrán popular “cuentas claras, amigos viejos”.
  • Busca financiación personal: acude a una entidad bancaria. O a muchas. Explora tus posibilidades en este ámbito. La mayor parte de bancos y cajas de ahorros cuentan con líneas de crédito para emprendedores de las que te puedes beneficiar presentando adecuadamente tu idea de negocio.

Emprende negocios desde casa

Puede parecer una utopía, pero lo cierto es que existen proyectos rentables con poca inversión. Empieza por plantearte cómo emprender un negocio. Muchos de estos son negocios desde casa que puedes hacer prácticamente sin dinero. Pero para ello necesitas otro tipo de capital no monetario: el conocimiento. En base a este y a tus capacidades, debes hallar la idea emprendedora que te permita monetizar tu talento y trabajo desde tu entorno personal.

Las tecnologías actuales son una gran herramienta para emprender con una inversión mínima y lograr el éxito, pudiendo trabajar desde tu propio hogar para diferentes clientes en cualquier punto del mundo. Explora las posibilidades a tu alcance.

como emprender un negocio

Todo emporendedor debe tener claros y definidos sus ideas y ámbitos de actuación con pasos firmes y decisivos

Qué necesitas para emprender un negocio con poco dinero

Conoce tus competencias, talentos y habilidades tanto como tus debilidades

No puedes pretender iniciar un negocio sin inversión incial y sin saber en qué eres bueno o qué puntos debes mejorar. A la hora de plantearte cómo emprender un negocio que no requiera inversión, debes tener claro que tú serás el capital inicial de dicho negocio. Por ello debes conocer bien tus puntos fuertes y débiles, en qué eres bueno y que conocimientos posees.

Ten presente también en qué deberías mejorar tu formación para lograr el éxito que deseas y ponte manos a la obra para adquirir los conocimientos que precisas.

Busca una idea rentable que puedas llevar a la práctica

Nadie dijo que fuera fácil, pero está ahí, en algún lugar en tu cabeza. Si piensas lo suficiente en qué puedes hacer por otras personas para que estas estén dispuestas a valorar con un pago monetario, habrás dado el primer paso para encontrar la idea emprendedora que necesitas. Después, tendrás que comprobar cómo llevar esa idea a la vida real, si puede ponerla en marcha sin dinero o con muy poco y cómo hacerla viable.

Céntrate en los posibles clientes de tu futuro negocio así como en el modo de llegar a ellos

¿Quién sería tu cliente ideal? ¿Cómo podrías llegar a él? ¿Realmente estaría dispuesto a pagar por los servicios que le vas a ofrecer? ¿Qué vas a hacer para que sienta la necesidad de contratar tus servicios? ¿Cómo y dónde vas a presentarle tu idea o cómo vas a captar tu atención?

Sin clientes no hay negocio que valga. Por eso tan importante como la idea emprendedora es tener claro qué precisas que otras personas estén dispuestas a pagar por los servicios de tu empresa. Elabora el buyer persona de tu idea de emprendimiento y un informe detallado con las estrategias que seguirías para llegar hasta él.

Ponte en marcha

La gran ventaja de decidir emprender un negocio sin inversión (o casi sin ella) es que te puedes permitir ponerlo en marcha con rapidez. Prueba poniendo toda la carne en el asador. Puedes ir dando los pasos precisos hacia tu objetivo. Debes pasar de preguntarte cómo emprender un negocio con poco dinero a cómo hacer crecer un negocio de éxito.

¿Qué es lo peor que puede pasar? Incluso si no fuese todo lo exitoso que deseas, no habrías perdido el tiempo, sino ganado en experiencia. Desde luego, no habrás perdido dinero. Y conocerás mejor el mercado en el que deseas moverte y tus propias competencias y si necesitas mejorarlas.