Masters, MBA y Cursos Online
Contacto
Atención al cliente: +34 917 379 990 | +34 935 959 590
Cómo trabajar la asertividad

Cómo trabajar la asertividad

Seguramente alguna vez te hayas visto envuelto en un compromiso en el que realmente no querías estar por no saber como salir de ahí de una pieza. Quizás te cuesta exponer tus preferencias o te resulta muy violento. Si tu respuesta es afirmativa, este artículo es para ti. Quédate conmigo para ver cómo trabajar la asertividad. Estoy seguro de que experimentarás cambios positivos en tu vida. Tanto en la personal como en la laboral. 

¿Qué es la asertividad y por qué es importante?

La asertividad se define como la habilidad personal para expresar nuestras ideas, sentimientos y necesidades de forma clara, directa y respetuosa, tanto en situaciones agradables como desagradables. Se trata de un equilibrio entre la pasividad y la agresividad, donde se busca defender nuestros derechos sin invadir los de los demás. La asertividad es clave para una vida laboral satisfactoria. Puedes adquirir una visión integral con el Máster en Recursos Humanos y Gestión Laboral

La importancia de la asertividad radica en:

  • Mejora la autoestima: Al expresar nuestras necesidades y opiniones de forma clara y segura, aumentamos la confianza en nosotros mismos y la percepción de nuestro valor personal.
  • Fortalece las relaciones: La comunicación asertiva permite establecer relaciones más sanas y positivas con los demás, basadas en el respeto mutuo y la comprensión.
  • Reduce el estrés y la ansiedad: Al ser capaces de defender nuestros derechos y expresar nuestras emociones de forma adecuada, podemos manejar mejor las situaciones conflictivas y reducir el estrés.
  • Aumenta la satisfacción personal: Ser asertivo nos permite alcanzar nuestras metas y objetivos con mayor facilidad, lo que genera una mayor satisfacción personal.
  • Favorece el éxito profesional: La asertividad es una habilidad fundamental para desenvolverse con éxito en el ámbito profesional, ya que permite una mejor comunicación con compañeros, jefes y clientes.

En resumen, la asertividad es una herramienta fundamental para vivir una vida plena y feliz. 

Cómo decir «No» con asertividad: 

Decir «no» puede ser una tarea difícil, especialmente cuando queremos evitar herir sentimientos o parecer groseros. Sin embargo, es una habilidad fundamental para establecer límites saludables, proteger nuestro tiempo y energía. Al mismo tiempo que alcanzamos nuestras metas.

A continuación, te presentamos algunos consejos para decir «no» con asertividad:

Sé claro y directo:

Expresa tu negativa de forma clara y concisa, evitando rodeos o excusas innecesarias. Un simple «no puedo» o «no me interesa» puede ser suficiente.

Sé amable y respetuoso:

Aunque estés diciendo «no», es importante mantener un tono amable y respetuoso. No es necesario ser agresivo o descortés.

Explica tus razones (opcional): 

Si te sientes cómodo, puedes explicar brevemente las razones por las que no puedes o no quieres aceptar la solicitud. Esto puede ayudar a la otra persona a entender tu perspectiva y evitar malentendidos.

 Ofrece alternativas (opcional): 

Si es posible, puedes ofrecer alternativas a la solicitud que has rechazado. Esto demuestra que estás dispuesto a colaborar y encontrar una solución que funcione para ambas partes.

Sé firme y mantén tu postura:

Es importante ser firme y mantener tu postura, especialmente si la otra persona insiste o trata de presionarte. No te dejes convencer si no estás realmente convencido.

Ejemplos de frases para decir «no» con asertividad:

  • «Lo siento, pero no puedo ayudarte con eso.»
  • «No me interesa participar en ese proyecto.»
  • «No tengo tiempo para eso en este momento.»
  • «Agradezco tu oferta, pero prefiero hacerlo yo mismo.»
  • «No estoy disponible ese día, ¿te parece otro?»

Recuerda que decir «no» no es un acto de egoísmo, sino una forma de cuidar de ti mismo y de tus necesidades. Espero que estos ejemplos te sirvan para ver cómo trabajar la asertividad. Para trabajar la asertividad 

Ejemplos de comportamientos con asertividad

  • Expresar tus opiniones y necesidades de forma clara y directa.
  • Saber decir «no» de forma educada y sin sentirte culpable.
  • Escuchar atentamente a los demás y respetar sus opiniones.
  • Ser capaz de negociar y llegar a acuerdos beneficiosos para todas las partes.
  • Mantener la calma en situaciones conflictivas y buscar soluciones constructivas.