Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
200 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

En este experto se muestra que la gestión del circulante es esencial en la marcha de cualquier organización. Veremos que sobre todo en las PYMES.

El profesional en gestión del circulante en la empresa es quien se encarga de analizar y gestionar correctamente el circulante para asegurar la viabilidad futura. Es decir, evitar la falta de liquidez o la suspensión de pagos.

Cuando se habla de circulante también se hace referencia a las partidas de activo y pasivo que están relacionadas al "ciclo de explotación" o "ciclo dinero-mercancía-dinero". Esto es el tiempo que se tarda en recuperar el dinero invertido en la obtención de los bienes consumidos en la actividad productiva.

Estudiar gestión del circulante online

En este experto en gestión del circulante veremos que en la actualidad, la obtención de recursos financieros ajenos se antoja una tarea casi imposible. Sobre todo, para las pequeñas y medianas empresas. Una buena gestión del circulante o corriente de una empresa permite reducir las necesidades de financiación para el buen funcionamiento de la misma.

La gestión del circulante es fundamental en la marcha de toda empresa. Especialmente en las pymes, en donde se hace necesario analizar y gestionar adecuadamente el circulante para evitar la falta de liquidez o una suspensión de pagos. En definitiva, garantizar su viabilidad futura.

El circulante de una empresa engloba las partidas de activo y pasivo que están vinculadas al "ciclo de explotación" o ciclo "dinero-mercancía-dinero". En este curso veremos que viene a ser el tiempo que se tarda en recuperar el dinero invertido en la adquisición de los bienes que se consumen en la actividad productiva.

El activo y pasivo circulante de una empresa supone un porcentaje muy significativo, de los empleos y fuentes de fondos, respectivamente. Su peso es muy variable dependiendo del sector de actividad de la empresa en cuestión. Sin embargo, por término medio, el activo circulante representa algo más del 45% del activo total. Y, por otro lado, el pasivo circulante resulta casi el 35% del pasivo total. En consecuencia, la adecuada gestión de activo y pasivo circulante resulta crucial para la buena marcha de la empresa.

Que es la gestión del circulante

La gestión del circulante es la gestión de la liquidez. Una buena gestión del circulante nos hará evitar tensiones de tesorería, calculando la diferencia entre cobros y pagos a corto plazo. Es decir, la comparativa real de lo que tiene que salir con lo que va a entrar físicamente en dinero. Se incluye lo que se dispone en momento inicial.

Una buena gestión del circulante reducirá los costes financieros de la empresa. También evitará la necesidad de buscar financiación ajena para cubrir las necesidades de corto plazo que ésta tenga.

Dada la importancia del concepto de circulante, y su uso conviene analizar para lo que sirve de verdad. Una buena planificación de lo que realmente cuesta el circuito productivo completo en una empresa hará que se pueda determinar con precisión las necesidades financieras de circulante que exige dicho proceso productivo.

Importancia de la gestión del circulante

Cada día cobra más importancia el análisis y la gestión del circulante en la PYME, autónomos y resto de empresas. Sobre todo debido a las dificultades financieras a las que éstas se enfrentan en su día a día. Ante escenarios financieros adversos donde los mercados de capital son insuficientes para garantizar o abastecer de liquidez las necesidades de empresas y particulares, la gestión del circulante es muy relevante.

En multitud de ocasiones, el fracaso empresarial no está relacionado con la gestión del modelo de negocio. Éste proviene de la gestión del circulante y de las inversiones desde la perspectiva financiera, incluso cuando se genera beneficio (buena posición económica). Sin embargo, se es incapaz de hacer frente a las obligaciones de pago a corto plazo.

Para garantizar la viabilidad financiera, económica y técnica de una empresa, es necesario analizar y gestionar el circulante para evitar la falta de liquidez y una posible suspensión de pagos. Una mala gestión del circulante puede llevar a graves consecuencias empresariales.

En definitiva, el circulante sirve para pagar bienes o servicios que se utilizan en la actividad. El circulante de una empresa engloba las partidas de activo y pasivo que están vinculadas al “ciclo de explotación” o ciclo “dinero-mercancía-dinero”. Es el denominado periodo medio de maduración, un control adecuado de este concepto es vital.

Que son las finanzas estructurales en la gestión del circulante

En este curso de gestión del circulante el término finanzas estructurales se utilizará en lugar de finanzas a largo plazo. Estas responden a cuestiones de planteamiento. El planteamiento de la propia empresa determina:

  • El capital.
  • La deuda a largo plazo.
  • El inmovilizado inicial.

Con el dinero de la diferencia entre los recursos a largo plazo y el inmovilizado, suele iniciarse el funcionamiento de la empresa.

El volumen del inmovilizado y el de los recursos permanentes es mucho más estable que las cuestiones de corto plazo y varía fundamentalmente en función de decisiones específicas. Es decir, adquisición de una maquinaria, propuesta de una ampliación del capital, etc. Estas decisiones se plantean en términos de variaciones cuantitativas que experimentan determinadas partidas del balance. Por ejemplo, comprar o no comprar una maquina.

A través de este tipo de decisiones se procura buscar un equilibrio entre los recursos y las inversiones a largo plazo, de acuerdo al planteamiento deseado.

En este experto en gestión del circulante veremos que son responsabilidad de la dirección financiera y la dirección general.

Por lo tanto, si una empresa empieza a evidenciar problemas financieros, manifestados normalmente a través de dificultades para atender los pagos y escasez de recursos en general, la primera cuestión que hay que dilucidar es el origen de estos problemas. La pregunta que se debe formular es si la empresa está mal planteada o si funciona mal.

Cuáles son las finanzas operativas en la gestión del circulante

Otro aspecto que abordaremos en este curso de gestión del circulante son las finanzas operativas. El término finanzas operativas se utilizará en lugar de finanzas a corto plazo. Estas se ocupan de problemas que responden a cuestiones de funcionamiento.

  • Las partidas que componen el activo circulante y una buena parte de las que componen el pasivo a corto plazo tienen que ver con el volumen de operaciones de la empresa. Por ejemplo, si crecen las ventas, crecen los deudores. Al crecer las compras, crecen también los proveedores, etc.
  • También quedan afectadas algunas de estas partidas al cambiar las circunstancias del entorno en el que se desarrollan los negocios de la empresa. Por ejemplo, si se prevé escasez de una materia prima en el futuro, puede ser necesario almacenar cantidades excepcionales.
  • Las partidas del activo circulante y del pasivo a corto plazo quedan afectadas por la evolución diaria de la marca de los negocios Y también por las posibles estacionalidades y por otras cuestiones de tipo operativo.

En este experto en gestión del circulante veremos que ambos tipos de finanzas se resumen en dos magnitudes diferentes. El fondo de maniobra (FM) representa el volumen de recursos a largo que excede del inmovilizado neto.

Es un tema de planteamiento (finanzas estructurales) que explicita el volumen de fondos permanentes disponibles para financiar operaciones. Las necesidades operativas de fondos (NOF) representan el volumen de fondos que, dado el funcionamiento operativo de la empresa, han resultado necesarios para sostener dichas operaciones. Es pues, un concepto ligado al funcionamiento de la empresa.

Plan de Estudios

Asignatura 1. Las finanzas en la empresa.            

  • Las finanzas en la empresa.
  • Análisis y gestión del circulante.
  • Análisis y gestión de proyectos.
  • Decisiones de financiación en la empresa.
  • Valoración de empresas.
  • Fusiones y adquisiciones de empresas.

Asignatura 2. Gestión de la tesorería.

  • Introducción a la gestión de tesorería.
  • Los flujos de cobro y pago.
  • Las previsiones de tesorería.
  • La gestión del déficit y excedentes de tesorería.
  • Las relaciones bancarias.
  • La gestión de tesorería en grupos de empresas.

 Asignatura 3. La gestión de cobros.

  • El crédito y la morosidad.
  • Gestión de cobros: información, reclamación y negociación.
  • Los enemigos del cobro.
  • La solvencia para la concesión del crédito.
  • La documentación básica mercantil.
  • Medios de pago.
  • Garantías de cobro.
  • Las reglas del juego entre acreedor y deudor.

Asignatura 4. Modelos avanzados de decisión financiera con Excel.

  • Fundamentos de valoración de inversiones.
  • Preparación de los estados financieros.
  • Ratios, predicciones y estados de flujos de efectivo.
  • Valoración de activos financieros.
  • Instrumentos financieros derivados.

Objetivos del Curso o Máster

  • Situar y destacar la función y gestiones de la tesorería en el ámbito de la dirección financiera de la empresa.
  • Utilizar los instrumentos que ayuden a optimizar la liquidez (diseño de una organización interna eficaz, previsión de la liquidez con la suficiente antelación y manejo de los instrumentos adecuados).
  • Aprender los métodos más eficaces para realizar las acciones de cobro.
  • Conocer la estructura financiera en la empresa, y el funcionamiento de las finanzas en la empresa, así como sus mecanismos.
  • Estudiar los diferentes modelos existentes para la gestión del circulante y las decisiones financieras en la empresa.

@IOE Business School 2017

Comparte ésta formación: