Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
200 horas
Titulación
Universidad de Nebrija + IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

Antes de nada conviene aclarar el significado de la contabilidad de costes. Se trata de una ciencia que se dedica a llevar cuenta de todas las operaciones mercantiles. Al igual que otras ciencias la contabilidad nace para solucionar un problema o limitación. Por otro lado, para Vicenzo Masi la contabilidad consiste en el gobierno conveniente del patrimonio.

El ser humano es productor por naturaleza y, consecuentemente, debe llevar cuenta de lo que produce. Desde siempre hemos contado con la necesidad de saber cuáles son los recursos que manejamos. Si crees en la importancia de la tarea contable con dudes en formarte en contabilidad de costes y auditoría.

Hazte especialista en contabilidad de costes y auditoría online

La contabilidad de costes también es conocida como contabilidad de gestión y analítica. Todas las empresas deben de consumir recursos para poder desempeñar su actividad. Por ejemplo, consumen electricidad, mano de obra, materias primas, etcétera. Estos recursos se van transformando a través de diferentes procesos hasta que se obtiene el producto final. El proceso de transformación supone un coste a la empresa que conlleva someter a un proceso contable.

Contabilizando los costes los empresarios podrán saber qué es lo que cuesta poner en venta el producto o servicio en cuestión. De este modo se sabrá en qué departamento o sección se gasta más o menos, así como los que generan más beneficio. Una vez se obtiene toda esta información se podrá medir la productividad de la empresa en un tiempo determinado. Además, tomarán o no decisiones teniendo en cuenta los resultados.

Cuando hablamos de costes hay que tener en cuenta no solo los costes directos, como puede ser el gasto en materia prima. También hay que considerar los costes indirectos de nuestra actividad. Por otro lado se podrán concretar los objetivos empresariales, tanto a largo como a corto plazo. Es importante saber con qué contamos y qué somos capaces de conseguir con ello. Por eso es tan importante llevar a cabo una correcta contabilidad de costes.

Modelos de costes: full cost

En la actividad económica no es suficiente son saber cuál es el gasto exacto que se hace. Es necesario dar un paso más y entender en qué área concreta se gasta dinero. Existen varios modelos de contabilidad de costes para entender esto último. Los más importantes son el direct cost y el full cost.

El modelo full cost fue el primero en surgir y tiene en cuenta todos los costes que realiza la compañía. Este modelo permite saber cuál es el coste concreto de cada uno de los procesos o productos de la empresa. De este modo sabe qué producto le sale más caro y sabe dónde tiene que recortar en el caso de que sea necesario.

Una de sus características principales es que permite tener en cuenta el volumen de producción a la hora de concretar costes. Así podremos realizar un presupuesto en función del tamaño del pedido: no cuesta lo mismo comprar un producto que diez. Además, se podrá saber cómo varían los costes en función de lo que modifiquemos en la cadena de producción.

Esto quiere decir: sabremos exactamente qué es lo que ha provocado un aumento o bajada de costes. Aquí hay que tener en cuenta el precio de los elementos que intervienen en el proceso de producción. Está claro que cuánto más caros sean los elementos implicados más caro será el producto final. Este modelo permite saber también cuánto oscila el coste final en función de los precios y su evolución.

Modelos de costes: direct cost

Este modelo se refiere a los costes parciales. Consiste en asignar a los productos de la empresa una parte del coste de los factores, concretamente, los costes variables o directos. Mientras que en el  anterior modelo se miran los costes respecto a todo el proceso de producción, en el direct cost se analizan cara a un mismo ejercicio de fabricación.

Aquí se conocen los costes directos e indirectos de la fabricación de un determinado producto. Esto significa que se tienen en cuenta todas las variables que afectan al producto, de una forma directa o no. A través de este sistema podremos obtener la cuenta de resultados por producto en una empresa. Esto es, averiguar qué producto genera más beneficios y su margen bruto.

Entre las ventajas de este modelo encontramos la facilidad para conocer la salud de los productos. No solo se trata de que la empresa en total genere beneficios sino de que los productos también lo hagan. Si un producto no se vende y genera pérdidas podrá detectarse con facilidad. Esto es de vital importancia para poder evolucionar y conocer cuáles son las áreas a reforzar.

Control de gestión

Se trata de un concepto muy difícil de explicar. Siempre ha estado ligado a las grandes multinacionales pero, cada vez más, se aplica a más empresas. Básicamente, se trata de un conjunto de actividades que se dedican a comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos empresariales. Coordina diferentes departamentos, incluido dirección, para asegurar el buen funcionamiento.

El control de gestión adquiere gran importancia en el entorno de la contabilidad de costes. Esto es, la contabilidad se convierte en una información clave para determinar el estado financiero de la empresa. Una de las actividades determinantes en este sentido es la elaboración de presupuestos. Aquí tendrá que tenerse en cuenta el tamaño y el sector de actividad de la compañía.

Otro concepto de gran relevancia es el análisis de indicadores clave. Consiste en indicar puntos concretos a tener en cuenta al analizar la productividad, los costes, etcétera. Con la gran cantidad de información que manejan las empresas cada vez es más importante el control de gestión. El entorno cambia rápidamente y todos deben adaptarse bien a la evolución.

Para terminar vamos a hablar de la auditoría contable, imprescindible en la contabilidad de costes. Si el control de gestión son las actividades que comprueban el buen funcionamiento la auditoría es el proceso literal de revisión de cuentas. Se auditan diferentes aspectos, como el balance, el patrimonio neto o la cuenta de resultados. El proceso se divide en etapas:

  • Planificación: antes de empezar es muy importante planificar cómo se va a llevar a cabo la auditoría. Esto reforzará los resultados y dependerá del tamaño de la empresa. Hay que tener en cuenta a los riesgos, a los cuáles hay que prestarle una especial atención en el proceso.
  • Ejecución: aquí se lleva a cabo lo establecido en la fase anterior. Básicamente se analiza toda la información disponible, pudiendo solicitar datos extra a los departamentos.
  • Informe final: es de vital importancia elaborar un documento al final en el que se reflejen los resultados. La dirección podrá tomar decisiones teniendo en cuenta la información aquí contenida.

Plan de Estudios

 

Asignatura 1. Contabilidad de costes y gestión I.

  • Planificación y presupuestación en la gestión de las organizaciones empresariales.
  • Concepto, análisis y calificación de los costes.
  • Los costes en el proceso de toma de decisiones.
  • Costes presupuestados. Costes estándares y análisis de desviaciones.

Asignatura 2. Contabilidad de costes y gestión II.

  • Modelos de costes I, II y III: Full Cost, Direct Cost e imputación racional.
  • Modelos de costes IV y V: órdenes de fabricación y departamentos.
  • Modelos de costes VI: modelo de costes por actividades.
  • El cuadro de mando y el Balance Score Card.

Asignatura 3. Control de gestión.

  • Introducción al control de gestión.
  • Planificación estratégica.
  • Formulación de presupuestos.
  • Control presupuestario y análisis de desviaciones.
  • Centros de responsabilidad e indicadores.
  • Cuadro de mando integral.
  • Implantación de un sistema de control de gestión y el sistema de retribución variable.

Asignatura 4. Auditoría contable.

  • Introducción a la auditoría.
  • Planificación de la auditoría.
  • Auditoría del activo.
  • Auditoría del pasivo.
  • Auditoría fiscal.
  • Auditoría de la memoria, ECPN y EFE.
  • Cierre de los trabajos de auditoría.
  • Aplicaciones informáticas en el proceso de auditoría.

 

Objetivos del Curso o Máster

  • Desarrollar el proceso de auditoría: riesgo de auditoría, la evidencia y sus formas de obtención, el control interno, la planificación y la documentación de la evidencia.
  • Analizar la evidencia obtenida y su formalización a través del informe de auditoría y de la carta de recomendaciones a la dirección.
  • Participar en la planificación financiera.
  • Conocer la viabilidad de las decisiones estratégicas de la empresa como son nuevas inversiones, nuevos mercados, nuevos productos, etc.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: