2018-06-28

Tipos de estrés laboral y saber reconocerlos

Imagen Post

El estrés laboral es una problemática que no afecta únicamente a altos directivos. Cualquier persona puede verse afectada por los distintos tipos de estrés laboral existentes. Antes de sufrir consecuencias físicas como mareos por estrés hay que pararse y plantearse cómo controlar el estrés laboral. Aunque lo ideal sería prevenir su aparición y conocer cómo evitar el estrés laboral en una organización empresarial.

 

Tipos de estrés laboral

Estrés laboral episódico

Este tipo de estrés aparece de forma puntual. Es un episodio breve y esporádico, generalmente con un causante claro que cuando desaparece, desaparece el estrés. Por ejemplo, un pico de trabajo puntual, la cercanía de la entrega de un proyecto importante, durante un proceso para un ascenso, cuando se anuncian despidos en la plantilla…

Sus efectos suelen ser moderados  acostumbran a pasarse una vez superada la situación.

Estrés laboral crónico

El estrés psicológico crónico es peligroso porque afecta a la persona durante mucho tiempo y este se va acumulando. Se produce a causa de una exposición prolongada a distintos factores que tienen lugar en el entorno laboral y que generan estrés.

Situaciones como un mal ambiente de trabajo, la inestabilidad laboral, un nivel de exigencias difícil de mantener en el tiempo, el acoso laboral sufrido en propia persona o que padece un compañero cercano u otros, pueden ser los causantes del mismo. Al tratarse de una situación prolongada en el tiempo sus consecuencias tanto a nivel físico como mental pueden ser graves a medio y a largo plazo.

En estos casos es importante conocer cómo tratar el estrés y recibir ayuda especializada.

Cuando en una organización laboral se detecta que varios empleados sufren distintos tipos de estrés laboral, se hace necesario tomar medidas para evitarlo. Además, se puede ayudar a la plantilla a través de un experto en terapias para el estrés o un coacher que les enseñe a aplicar las técnicas para el manejo del estrés.

Estrés laboral positivo vs. estrés laboral negativo

Los expertos señalan que existen dos tipos de estrés laboral: el positivo y el negativo también conocidos como eustress y distress.

Eustrés o estrés positivo

Nunca lo será si te supera. Se considera con este nombre a ese ligero nivel de estrés que generan situaciones como un reto laboral. También en el inicio de un proyecto en la que la persona se mantiene especialmente en alerta.

El límite en afrontar esta situación como un momento positivo y de crecimiento o dejarse sobrepasar depende de distintos factores. Encontrar la motivación para  incrementar tus propias capacidades te ayudará que este siga siendo un estrés positivo. Un coacher laboral puede ayudar a que las personas en una situación determinada tomen la actitud que les ayude a mantenerse en una situación de estrés positivo sin verse sobrepasadas.

tipos de estres laboral

Los expertos señalan que existen dos tipos de estrés laboral conocidos como eustress y distress

Distrés o estrés negativo

Cuando la situación te supera estamos hablando de estrés negativo. Esto puede llegar a ser muy negativo porque no termina al terminar el horario de trabajo. Este estrés se lleva a casa y a todas las demás parcelas de la vida de la persona.

Existen distintos tipos de estrés laboral y no todos son igual de graves. ¿Sabes qué es el estrés emocional? Este puede ser muy dañino y complejo, y es el que tiene lugar cuando hay mala relación con un compañero superior y discusiones continuas. Este puede llegar a afectar al individuo de tal manera que incluso en periodos vacacionales o de descanso se sufre.

Otros tipos de estrés como el relacionado con grandes cargas de trabajo pueden afectar más a nivel físico, pero también es más fácil superarlos.

 

Cómo actuar a nivel personal a los distintos tipos de estrés

  • Estrés laboral episódico: sé consciente de que es una situación temporal. Ten clara cuál es la causa que origina el mismo. Puedes utilizar remedios naturales para el estrés que te ayuden y aprender técnicas de relajación para afrontar con más tranquilidad los episodios estresantes.
  • Estrés laboral crónico: solicita ayuda profesional. Según el caso y tu puesto en la organización puedes acudir a un psicólogo o a un coacher. Si estos tipos de estrés son propios de un puesto de alta responsabilidad un coacher te ayudará para que puedas seguir con tu trabajo y tu carrera de alto nivel. Si el origen es propio de un entorno y empresa determinados, valora cambiar de empresa.
  • Eustrés: aprender a mantenerte en él y utiliza técnicas para no sentirte sobrepasado.
  • Distrés: puedes aplicar lo ya comentado sobre situaciones de estrés laboral episódico o crónico.

 

Cómo actuar desde la empresa para evitar el estrés

  • Mejora la organización del trabajo: siempre pueden surgir momentos de picos de trabajo y proyectos con fechas ajustadas, entra dentro de la normalidad laboral. Pero evita que estos tengan lugar a causa de una mala organización del trabajo.
  • Prescinde de las personas tóxicas: no siempre es fácil identificarlas, pero las personas tóxicas pueden hacer mucho daño a una empresa. Especialmente si consiguen puestos de mando intermedios que desestabilicen todo un departamento. Implementar mecanismos de detección e investigar las sospechas o denuncias es clave. Un buen ambiente laboral evitará bajas por estrés laboral, denuncias por acoso y una reducción de la productividad fruto de la situación de estrés laboral de los distintos miembros de la plantilla.
  • Contrata a un coacher laboral: la ayuda de estos profesionales tanto a nivel directivo como de plantilla es muy interesante. Enseñará a afrontar los retos del día a día para mantenerse en situaciones de eustrés, técnicas para evitar situaciones de diestrés y creará dinámicas para detectar y evitar el estrés emocional en el ámbito laboral, entre otras cuestiones.