2019-05-28

Roles en un equipo de trabajo y competencias

Imagen Post

Hacer equipos de trabajo eficientes pasa por conocer cuáles son los roles en un equipo de trabajo. Unir a aquellos que más aporten trabajando juntos. Así es en teoría porque en la práctica el trabajo en grupo ni siempre puede nutrirse de los roles adecuados. Las dinámicas de trabajo en equipo ayudan a trabajar distintos roles y a aceptar las ventajas del trabajo en equipo asumiendo el que corresponda en cada momento, dentro de la propia personalidad y perfil profesional de cada miembro del mismo.

Roles en un equipo de trabajo básicos

Estos roles en un equipo de trabajo se basan en las competencias necesarias para el trabajo en grupos eficiente. Pero siempre hay que estar atento y orientar al grupo desde el liderazgo positivo para que aproveche los aspectos y características más positivas de cada rol y vigilar que  este no muestre características extremas. Y, por tanto, sin que aporte más valores negativos que positivos al trabajo en grupo.

La distribución de roles en un equipo de trabajo es clave. Es necesario distribuirlos para la consecución de los objetivos para los que se trabaja.

Jefe de equipo

Este es uno de los roles en un equipo de trabajo básico. Es necesario sea cual sea el ámbito laboral en el que trabaje dicho equipo. Se encarga de cuestiones esenciales como coordinar el trabajo individual. Es un perfil disciplinado y equilibrado. Sabe mantener el foco centrado en los objetivos a alcanzar y el trabajo a realizar para lograrlo.

Este rol corresponde a una persona con capacidad de escucha y entendimiento. en el mejor de los casos esta persona ejerce un liderazgo positivo. En el peor, su equilibrio favorece la apatía. En gran medida de su personalidad y cómo ejerce el rol que le ocupa depende el éxito. También depende la consecución de objetivos del equipo de trabajo.

Coordinador de tareas

A menudo se ve como un jefe de equipo sustituto. Esto suele ser el encargado de asumir las tareas de este cuando él mismo no puede ejercerlas. Se trata de una persona apasionada por su trabajo con un impulso activo importante y capacidad para motivar y estimular a los demás.

En cierto modo puede ejercer de líder pero sin usurpar el puesto del jefe de tareas. En los peores casos su motivación solo afecta a los demás porque coordina las tareas ajenas descargándose de las propias.

El creativo

Es uno de los roles en un equipo de trabajo que aporta ideas innovadoras, originales e interesantes para trabajar sobre ellas así como soluciones ingeniosas a diferentes problemáticas. Es una fuente casi inagotable de propuestas e ideas. A veces puede saturar con su ingente cantidad de propuestas lanzadas. Por ello hace buen equipo junto a roles ejecutores e implementadores.

Para que su personalidad luzca en un equipo de trabajo y este pueda nutrirse de su creatividad arrolladora es importante permitirle expresarse pues de lo contrario tiene tendencia al aislamiento, a perderse en sus propios pensamientos  y a guardarse sus propuestas, que son la base de su valor para el equipo.

El evaluador

Corresponde a una persona analítica y de confianza. Generalmente es poco comprometida y participativa pero es clave en aspectos como el control de calidad y el análisis de eficiencia de los procesos. Utiliza la lógica. Por todo ello es uno de los roles de equipo necesarios. Pero a  menudo le cuesta interactuar con el grupo y tiende al individualismo, pudiendo llegar a aislarse y trabajar en solitario.

Es preciso evitar que sea excesivamente crítico y ello vaya en detrimento de la consecución de los objetivos marcados. Además, en estos casos, favorece la desmotivación de los demás miembros del equipo.

Roles en un equipo de trabajo

Es fundamental definir los roles en un equipo de trabajo para potenciar las habilidades de cada uno

Generador de recursos

Corresponde a una personalidad extrovertida, capaz de interactuar con todos los miembros del grupo. Sociable, se le dan bien aportar contactos y desarrollos y facilita que el intercambio de pareceres en el trabajo en grupos.

Acostumbra a presentar poca iniciativa pero su valor para hacer equipo es de gran importancia. Siempre que no sea un rol extremo que tienda a la dispersión y lejos de cohesionar contribuya a la confrontación entre compañeros.

El implementador

Aunque suele actuar con lentitud es la persona capaz para convertir las ideas en acciones reales a implementar y llevar a cabo estas. Es uno de los roles en un equipo de trabajo imprescindibles para alcanzar objetivos y no quedarse solo en un equipo de lluvia de ideas.

Es un buen administrador y tiene una gran capacidad de trabajo.

El motivador cohesionador

En un ambiente lúdico sería el alma de la fiesta. En los equipos de trabajo es el elemento cohesionador. Es capaz de unir a todos los individuos que forma parte de él proporcionando apoyo. A su vez ofrece motivación tanto a nivel individual como grupal.

Rematador

Aunque no sea el que más brille en el trabajo en grupo en uno de los roles en un equipo de trabajo imprescindibles. Su labor es clave para la consecución de los objetivos marcados. Es quien se ocupa de cuestiones tan necesarias como los tiempos, las tareas a realizar, realiza un seguimiento continuado de las labores ejecutadas y las que están por implementar y comprueba todos los detalles para que nada falle.

Estos son los roles básicos en un equipo de trabajo que debe conocer todo líder o encargado de hacer equipos. Este también debe atender a que cada miembro del grupo saque a la luz lo más positivo y no caiga en los errores o caminos negativos que a menudo muestra cada uno de estos roles.