2018-02-13

Capacidad de liderazgo en el sector logístico

Imagen Post

Si hay un puesto dentro del sector de la logística en auge, con una gran demanda de profesionales bien preparados y que ofrece grandes sueldos a cambio es el de Supply Chain Management. Entre las capacidades que se esperan de uno de estos profesionales es una gran capacidad de liderazgo.

Pero no con los únicos que tendrán que ejercitar esta capacidad. Cualquier jefe de equipo o profesional con empleados a su cargo debería desarrollar sus competencias y su capacidad de liderazgo.

 

Cómo ser un líder, ¿se nace o se hace?

Como muchas capacidades, la capacidad de liderazgo es algo que puede adquirirse a través del conocimiento, el entrenamiento y la práctica. El coaching para liderazgo es un proceso de desarrollo personal encaminado a mejorar dicha capacidad.

Una buena escuela de negocios, al igual que un Master Supply Chain Management de calidad, dota a su alumnado de conocimientos apropiados en diversas materias. También ayudará al estudiante a trabajar sus propios talentos y habilidades innatas. De todas maneras podrá adquirir otras nuevas para dotarle de la capacidad de liderazgo que precisa para llevar a cabo su labor profesional.

 

Jefe o líder, ¿qué buscan las empresas?

Muchos dirían que un jefe es el que manda y ordena a un equipo para que haga una determinada labor o trabajo. Por contra,  un líder es la persona que se pone al frente de un equipo humano para alcanzar juntos una serie de metas y objetivos laborales.

El sector logístico es uno de los que tienen mayor futuro en la actualidad, pero también importantes retos que afrontar debido a los cambios tecnológicos, la globalidad, la transformación digital de las empresas y otras cuestiones relevantes.

En estos momentos cualquier empresa de logística seria y con visión de futuro busca líderes capaces de aportar motivación en una empresa al personal a su cargo. El coaching empresas es necesario para que todos los trabajadores, sean directivos, mandos intermedios o profesionales sin personal a su cargo, saquen lo mejor de si mismos y vean su labor profesional como una oportunidad para ser mejores, y no como una pesada carga o una aburrida obligación.

 

Coaching y capacidad de liderazgo, ¿qué relación existe entre ellas?

El líder coach se aleja del tradicional liderazgo transaccional para acercarse al liderazgo transformacional. Si en el primero el jefe ejercía su labor de supervisión promoviendo un sistema de premios y castigos a sus subalternos, el segundo es otra cosa.

En el liderazgo transformacional el líder ayuda a cambiar en positivo todo aquello susceptible de ser mejorado. Incluso la actitud de sus subalternos. Este ejerce su capacidad de liderazgo subiendo la moral de los trabajadores a su cargo y motivándolos adecuadamente para que por si mismos hagan los cambios necesarios en su persona que les hagan ofrecer un mejor rendimiento y, además, que estos les haga sentirse mejor consigo mismos.

capacidad de liderazgo

El líder coach se aleja del tradicional liderazgo transaccional para acercarse al liderazgo transformacional

Capacidad de liderazgo y competencias que precisa un lider coach

Escucha empática y escucha profunda

No vale con oir, es necesario escuchar. Y no de cualquier manera. Empatizando con tu interlocutor. Porque a menudo es la única manera de ponerte en el lugar del otro. Así podrás reflexionar tanto sobre su perspectiva como la forma en que recibe las propuestas y directrices que le haces llegar. También podrás apreciar la forma en que podrán calar realmente en su persona.

La escucha empática y la escucha profunda son dos términos diferentes. No obstante, ambos son necesarios para quien quiera ejercer su capacidad de liderazgo de forma efectiva y exitosa.

Ejemplaridad

Si quieres mejorar tu capacidad de liderazgo y ser un líder coach deberás ser ejemplar. Eres el espejo en el que se reflejarán los demás. No puedes pedir lo que tú mismo no estás dispuesto a dar. Ni exigir ser lo que tú no eres.

Es una gran responsabilidad, sí. Pero es que llevar el liderazgo de una empresa es una gran responsabilidad.

Capacidad de inspirar y motivar a los demás

Sea tanto en grupo como de manera personal. Llevar el liderazgo de tal modo que tu forma de actuar y tu ética de trabajo inspire a tu personal es fundamental. Saber cómo motivar a cada persona o a cada grupo para alcanzar metas y dar lo mejor de si en cada es clave dentro del liderazgo transformacional. En este proceso se llegarán a sentir mejores y más capaces de afrontar cada reto.

Saber generar confianza sin que se pierda el respeto

La confianza es importante. Así sabrás cuestiones como qué piensan los demás, qué problemas puede estar habiendo en la empresa o en alguno de sus procesos, qué roles hay en los grupos de trabajo, etc… Pero todo ello sin llegar al compadreo que derive en una falta de respeto al compañero. Manejar adecuadamente ese frágil equilibrio es fundamental.

Reconocimiento al otro

La capacidad de liderazgo implica el reconocimiento ajeno. Tanto a nivel individual como de equipo de trabajo. Valorar lo que hacen, sus logros, pero también estar atentos a sus dudas, sus problemas y al valor diferencial de cada uno. Tenerlos presentes y ser consciente de lo que aportan cada día para el éxito de la empresa es algo que no debe olvidarse bajo ningún concepto.

Orientación a la acción

Un buen líder debe saber orientar en todo momento a su equipo para que tomen las acciones precisas. Estas ayudarán a alcanzar los objetivos marcados. Pero también debe orientarlo a trabajar su propio futuro. Esto se hace mejorando tanto sus actitudes como sus aptitudes, y  dirigiéndole adecuadamente para que sus acciones redunden en una mejor competencia. Con ella se conseguirá un mayor éxito del trabajador y de la empresa.