2018-11-25

Cómo crear una tienda online

Imagen Post

Crear una tienda online

Crear una tienda online está de moda. Dicho de otro modo, es una práctica cada vez más extendida. Muchos propietarios de pequeños comercios ven cómo las grandes superficies aglutinan cada vez más mercado. Por ello, muchos deciden vender sus productos o servicios online. Pero no son los únicos que se deciden a dar este paso. El comercio electrónico ha demostrado que no existen barreras geográficas. La posibilidad de vender productos sin que el potencial cliente tenga que desplazarse es una bendición.

Además, a día de hoy existen numerosas alternativas que nos permiten crear la tienda online sin saber sobre desarrollo web. Hace unos años era impensable crear una tienda o cualquier web sin contar con un desarrollador. Sin embargo, a día de hoy casi cualquier proveedor web permite crear la tienda online por uno mismo. De hecho, resulta muy fácil y lleva poco tiempo, ya que son herramientas muy intuitivas. Y, por si fuera poco, existen blogs especializados y tutoriales para crear una tienda online paso a paso.

Mejores plataformas para crear una tienda online

Como decía, una tienda online se puede crear con casi cualquier proveedor web, como Wix o 1&1. Sin embargo, hay plataformas que son específicas para el comercio electrónico, por lo que dan más confianza. Además, están preparadas para integrar desde las pasarelas de pago hasta herramientas para incentivar las ventas.

Las plataformas de comercio electrónico más extendidas en todo el mundo son Magento, Prestashop, Shopify y WooCommerce. Entre todas abarcan el 90% de las tiendas online del planeta. ¿Por qué? Porque son accesibles y tienen un coste relativamente bajo para las prestaciones que ofrecen.

Además, son plataformas de código abierto. ¿Qué significa código abierto? Las plataformas de código abierto permiten hacerles modificaciones personalizadas. De todos modos, para ello se requieren conocimientos de desarrollo web. No obstante, por defecto, vienen muy preparadas para crear una tienda online con todo tipo de detalle para cualquier usuario.

Entonces, ¿puedo crear una tienda online sin pagar a un informático para ello? Sí. Cualquiera puede crear su propia tienda online y en este artículo damos algunas claves para hacerlo.

De las plataformas de comercio electrónico mencionadas, quizá la más sencilla e intuitiva es Shopify. Además, incluye su propia pasarela de pago con tarjeta Shopify Payments, lo que facilita aún más el proceso. Por su parte, WooCommerce es de WordPress, la plataforma web más utilizada, tanto para blogs como para todo tipo de webs. Viendo el gran negocio que suponen las tiendas online, decidieron entrar de lleno para llevarse su parte del pastel.

Tienda online: modelos de negocio

A simple vista parece que todas las tiendas online son iguales, nada más lejos de la realidad. El comercio electrónico es un mundo muy complejo donde coexisten distintos tipos de negocio. Veamos cuáles.

Por una parte, hay pequeños comercios que necesitan ampliar clientela. Ante la creciente presencia de grandes superficies, el número de clientes ha disminuido. No poder competir en precio y la comodidad de tenerlo todo en un mismo lugar han sido claves. Por ello, muchos comerciantes se han decidido a vender sus productos a través de internet. Algunos han optado por crear su propia tienda online. Otros, sin embargo, han optado por vender en algún marketplace ya existente, como Amazon o eBay. En cualquiera de los dos casos, el comerciante tiene su propio stock y se encarga de enviarlo a sus clientes.

Por otra parte, internet ha facilitado la expansión del dropshipping. Se trata de un modelo de negocio en que el producto es enviado directamente por el proveedor. Es decir, el cliente final hace el pedido en la tienda online, pero el vendedor deriva el pedido al proveedor. En algunos casos utilizan su propio branding, pero en otros, el paquete lleva el embalaje propio del proveedor. De cualquier modo, el recibo y/o factura que recibe el cliente final es de la tienda donde efectúan su compra.

Por último, encontramos un modelo que ya he mencionado: el marketplace. Existe una tendencia cada vez mayor a la especialización. La confianza del cliente es fundamental en el comercio electrónico. Por tanto, un espacio donde el cliente puede encontrar distintos proveedores de un mismo producto parte con ventaja. Además, al aglutinar a los proveedores en tu propia plataforma, ya no compiten contigo, sino entre ellos. Y tú te llevas un porcentaje de cada venta.

Tienda online: estructura y navegación

Crear una tienda online es fácil, ya lo hemos dicho, pero hay que hacerlo bien. Para ello es fundamental ponerse en el lugar del cliente en todo momento. A todos nos gusta que la navegación en una tienda online sea intuitiva. También nos gusta que el proceso de compra sea cómodo. El 80% del tráfico web, y las compras online, se realizan desde dispositivos móviles. ¿Qué significa esto? Que el usuario espera poder hacerlo todo con un solo dedo. Por tanto, que la web sea mobile-first o mobile-friendly no es una opción, sino una obligación.

Además, es importante que los productos se puedan encontrar sin dificultad. Por ello, la estructura y organización de las secciones debe ser lógica. Y también es importante que la herramienta de búsqueda sea eficiente. El nombre de los productos, las etiquetas y su descripción deben incluir palabras clave de búsqueda. No hay nada más frustrante en una tienda online que no poder encontrar lo que buscas. De hecho, existen muchos casos en que los visitantes abandonan la web por no encontrar un producto que necesitan. ¡Y el producto estaba ahí!

Pero no todo gira en torno al producto y al proceso de compra. El cliente también necesita garantías. ¿Qué pasa si una prenda me está pequeña cuando me llega a casa? ¿Y si el producto no es como esperaba? Toda tienda online debe tener una política de devoluciones y esta debe de ser visible. Saber que puedes devolver un producto y cómo sería el proceso, antes de comprarlo, genera confianza.

Obviamente, también es importante mostrar de forma clara la información de envío, tanto el coste como el tiempo. Generalmente, las tiendas online suelen mostrar esta información en la página de producto o en el carrito, antes de pagar.

tienda online IOE

La confianza del cliente es fundamental para que se anime a comprar en una tienda online

Pasarelas de pago en una tienda online

Como venimos señalando, la confianza del cliente es fundamental para que se anime a comprar en una tienda online. Pero, ¿cuál es la parte del proceso que más desconfianza puede generar? Efectivamente, el momento de pagar. Hay que introducir datos de tarjeta para pagar por un producto (o servicio) que no has visto ni tocado. Debes confiar en que el pago va a quien corresponde y que es seguro.

Por suerte existen proveedores de pasarelas de pago que facilitan estos procesos. Es fácil que pensemos en un TPV virtual, pues el proveedor es el propio banco. Sin embargo, existen otras herramientas que nos permiten integrar esa función en la web sin pasar por el banco. La pasarela de pagos con tarjeta de moda es Stripe, que acepta todo tipo de tarjetas. Se integra fácilmente con cualquier plataforma de comercio electrónico en la que tengas tu tienda online. Y, además, las comisiones por transacción son menores que las de los bancos.

No obstante, hay otras alternativas al pago con tarjeta. Existen pasarelas de pago como PayPal, y Amazon Pay, que se permiten pagar sin llevar encima tu tarjeta. En estos casos, hay que crearse una cuenta previamente y estos proveedores conservan tus datos de forma segura. De este modo, el cliente puede pagar con un par de clics, o introduciendo email y contraseña.

Resumiendo, para crear una tienda online es fundamental imaginarse siendo cliente. Hay que preguntarse dónde nos gustaría encontrar cada producto. También dónde nos gustaría ver la los Términos y Condiciones, la información de envío y la política de devoluciones. O qué forma de pago me resulta más cómoda y fiable para pagar desde el móvil. Solo así detectaremos todos aquellos detalles que pueden hacernos perder ventas. Porque no lo olvidemos: el objetivo de una tienda online es vender.