Masters, MBA y Cursos Online
Contacto
Atención al cliente: +34 917 379 990 | +34 935 959 590
Teletrabajo: la oficina en casa

Teletrabajo: la oficina en casa

Flexibilidad, productividad o sostenibilidad. Estas son algunos beneficios que proporciona el teletrabajo. Una modalidad de empleo que se desarrolla desde un lugar distinto al habitual. De este modo, la distancia pasa a ser un concepto relativo.

Si hablamos de cifras, en España hay unos 357.000 empleados bajo esta modalidad.  Mientras que en Europa existen unos 10 millones de empleados que prestan sus servicios a través de la modalidad de teletrabajo. Esto representa aproximadamente un 6% del total.

Casi el 98% de las empresas españolas con más de 10 trabajadores disponen de conexión a la red. Y el uso de las nuevas tecnologías está extendido al 99% de las mismas. En un 95% de las organizaciones está implementada la telefonía móvil y más del 60% disponen de web site.

Los datos avalan la viabilidad del teletrabajo. Por ello, resulta una opción muy favorable para las empresas que necesitan flexibilidad en sus trabajadores y viceversa.  También es una gran oportunidad en estos momentos. El trabajo de forma remota puede ser una alternativa para que muchas empresas no tengan que cerrar debido al estado de alerta sanitaria en el que nos encontramos.

¿Cómo puedo implementar un sistema de teletrabajo en mi empresa?

En primer lugar, en el momento de iniciar un proceso de teletrabajo, debemos identificar los puestos o a los empleados indicados para desarrollar su trabajo bajo esta modalidad.

En la selección se debe considerar que ha de ser un grupo suficientemente significativo. Y además es recomendable que dispongan de una cierta predisposición hacia prestar sus servicios bajo esta modalidad.

Si es la primera vez que se ejecuta este tipo de proceso, el éxito de la experiencia va a determinar que a continuación el proceso sea aceptado y valorado por el conjunto de la organización. De ahí la importancia de esta primera etapa.

Seguidamente, es importante tener en cuenta los beneficios que la estrategia del teletrabajo va a aportar a la organización. Es fundamental que mantengan una relación con estos aspectos:

  • Productividad.
  • Responsabilidad Social Corporativa.
  • Motivación y fidelización de los empleados (engagement).

Asimismo, el proyecto ha de estar liderado por la cúpula directiva. Estos deben servir de ejemplo de este nuevo modelo. También debemos establecer un proceso de seguimiento y control que se implemente y realmente sea un indicador de la evolución y cumplimiento de los objetivos que se han establecido en el programa.  

Una vez analizados los objetivos de la organización y el alcance que quiere conseguir con el teletrabajo estará preparada para iniciar el proyecto. Finalmente, será inevitable tener en cuenta las inversiones necesarias. Podemos diferenciar entre la inversión de recursos humanos y la de recursos monetarios.

  • Costes: dependerán de la organización, a cuantos empleados afecte y en qué tiempos se quiere implementar. Destacan por ejemplo las infraestructuras, el material tecnológico o los sistemas de conexión de red.
  • Esfuerzos asociados: tiempo invertido en el proyecto. Podemos hacer referencia  al equipo multidisciplinar que se encarga de la implantación y de las tareas que tiene aparejadas.

Consejos para el teletrabajo

El teletrabajo requiere de un compromiso por ambas partes. Para ello existen algunas recomendaciones como las siguientes:

Para el trabajador

  • Valora tu situación personal: analiza tu preparación, tu contexto familiar,…antes de realizar una petición formal.
  • Aprende nuevas tecnologías: conoce el entorno donde vas a desarrollar tus tareas para aumentar tu productividad.
  • Propón mejoras: sugiere nuevas ideas para mejorar el funcionamiento del teletrabajo.
  • Asegúrate de entender bien los mensajes y de enmarcarlos en su contexto profesional: evita los malentendidos.
  • Da feedback sobre aspectos a tener en cuenta: en cuanto al impacto del propio proceso, en su situación, que pudieran ser de utilidad para futuras situaciones con otros empleados.

Para la empresa

  • Aporta todas las herramientas y facilidades al trabajador para realizar su trabajo de forma óptima.
  • Analizar los puestos: decide las  características que hacen a un puesto virtualizable o parcialmente virtualizable.
  • Genera un comité Teletrabajo.
  • Crea un ambiente de confianza con el departamento de IT: formenta la exposición de sus necesidades en seguridad, medios técnicos, personal, etc.,
  • Crea una cultura de presencia virtual.

Y tú, ¿te has planteado alguna vez trabajar desde casa?

Chica en su casa haciendo teletrabaja