Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
50 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

El merchandising se corresponde con un conjunto de técnicas que se aplican en el punto de venta. Las empresas usan estas técnicas para motivar el acto de compra y dinamizarlo tanto para el comprador como para el vendedor.

Este proceso incluye el sitio de la venta, la señalización para llegar a él y la presentación. Además de la ordenación, colocación del producto y la apariencia del mismo. Funciona como un todo para ofrecerle al cliente la mejor versión del producto o servicio posible.

La disciplina merchandising incluye las acciones de cara al interior de la tienda. Desde el momento en el que el cliente accede al punto de venta, hasta que finalmente adquiere el producto. Es decir,  todo el proceso de colocación, presentación, compra y venta de la oferta de la marca.

Estudiar merchandising online

Tal y como explicaremos en este curso de merchandising, la imagen general del punto de venta modifica la compra.  Asimismo, condiciona la actitud para con el establecimiento y la relación entre posible comprador, vendedor y marca.

Es definitiva la importancia de la limpieza y el orden, así como otros factores tales como la iluminación. El merchandising y el escaparatismo comercial influyen en la elección de los clientes. Desde el momento en que una persona llega a un establecimiento de ventas, debe estar influenciada por todo el entorno. Favoreciendo, indiscutiblemente, al proceso de compra y venta del producto.

El entorno comercial debe conspirar, por llamarle de alguna manera, para propiciar la compra de un producto. Pero no solo eso, en la actualidad, comprar un objeto por su marca es sinónimo de adquirir todo el proceso de elaboración. En otras palabras, comprar unos zapatos es comprar la actitud de la empresa y la visión comercial de esta.

No es sorpresa que las marcas cuiden los establecimientos y la disposición del producto, de acuerdo con las técnicas de merchandising. De ellos depende la compra, en muchas ocasiones. Estos detalles podrían ser los detalles subliminales, la atmósfera acogedora, la música, decoración, olores, iluminación, etc.

Los trabajadores del merchandising deben conocer las necesidades, deseos y aspiraciones de sus consumidores. Y transformar estas emociones en parte de la marca, gestionando estratégicamente los valores del producto en respuesta a estos deseos.

El objetivo de las empresas de ventas es alcanzar la mayor rentabilidad  de sus ventas. Siendo capaces de mantener una calidad alta en la confección de sus productos y ofreciendo una relación justa entre calidad y precio.

La figura del merchandiser

El merchandiser promueve las ventas de los productos mediante la optimización de la totalidad de sus condiciones. Convierte el producto en una necesidad mediante el merchandising.

Esta persona se encarga de ofrecer la mejor versión del producto y su entorno más inmediato. En esta formación de merchandising veremos cómo dinamizar los puntos de ventas. Dónde ubicar los productos en tienda y definir las zonas de presentación del producto.

Se trata de sacar partido a todo el ecosistema de ventas presentando no solo el producto, sino la tienda como un todo a los clientes. El visual merchandising, tal y como expresa su nombre, apela al sentido de la visión. De ahí que se fortalezca el posicionamiento total de la marca.

En este sentido, intentaremos mediante todas las técnicas y estrategias posicionar la tienda o punto de venta sobre los clientes. Atendiendo al perfil de consumidor de nuestra marca. Por ejemplo, si nuestra campaña está dirigida a un público joven o un segmento de población más propenso a hacer deporte, etc.

El merchandising cuida  los detalles hasta controlar todo el espacio y logra ofrecer una imagen sólida y madura de la marca. Usando todo el mobiliario y creando espacios de confort donde puedan sobresalir determinados objetos. El reparto del espacio es importante, ya que priorizando determinadas zonas realzaremos el significado de nuestra marca.

Las formaciones de merchandising  potencian la creatividad de sus participantes, exhortándoles a crear nuevas tendencias. Apoyándose de los esquemas que siempre han funcionado.  Creando nuevos espacios y ambientes que hagan único un punto de venta sobre otros. Diferenciando unas tiendas sobre otras gracias al merchandising. De este sistema es que sobresale una tienda respecto a la competencia.

Definición conceptual

En el marco del merchandising han nacido numerosos conceptos que se usan en el ámbito comercial. Muchos de estos términos han surgido para definir situaciones y experiencias. El branding, por ejemplo, viene de la mercadotecnia y se refiere a la creación de valor de la marca. Mediante un conjunto de acciones y funciones de activos y pasivos vinculados al producto. Suministrando valor a la marca y nutriéndola de valía económica y social.

La dimensión del concepto de público ha crecido en todas sus proporciones cuando nos referimos a merchandising. Este llamado público incluye un amplio abanico de personas bajo la denominación del stakeholder. Entre ellos; clientes, agencias, empleados y trabajadores, puntos de ventas, etc. Más que público, podríamos repensarlos como audiencia de la marca.

Cada stakeholder está en posición de percibir la marca de diferentes maneras, aunque sí que debe haber una coherencia entre sus quehaceres. La visión de la marca debe ser una y es la que se transmite por cada stakeholder.

Por otra parte, el shopping es característico de las sociedades modernas y actuales. En las cuales las empresas de los mercados sobresaturados han migrado hacia mercados emergentes. En este contexto, al cliente o consumidor  se otorga una posición que define todo el proceso de venta. Se piensa en el cliente a la hora de crear un producto, y de ahí se crean las estrategias de merchandising.

El punto de venta o tienda mantiene entre cliente y marca una relación que definirá la fidelización. A través del merchandising y esta interacción se puede tener un feedback de calidad que ayudará a mejorar el nivel de los servicios. Así como la creación de modelos más personalizados, el tiempo de entrega o las garantías ofrecidas.

Distribución y circulación de los espacios

En el sector de ventas y el merchandising se cuidan los detalles mínimos, ya que de ellos depende el cierre de venta. La distribución del espacio puede ser de varias maneras, pero priman dos. La abierta, por su parte, consta de espacios diáfanos en los cuales la orientación es fácil. Estos espacios ofrecen una sensación de circulación libre y sin límites.

Por el contrario, el merchandising ofrece una distribución cerrada también. De espacios más limitados, en los que la visión es a menos distancia. La orientación es la que marca el espacio y se circula por todas las secciones.

Es necesario mencionar las distribuciones o reparto neutro de los espacios. En los que generalmente el cliente tiende a circular desde la entrada hacia la derecha. Siguiendo el perímetro del punto de venta. En este tipo de circunstancias, el merchandising debe hacer notar otros aspectos.

La atracción visual, planteamientos llamativos, ambientaciones o pantallas de vídeo que sean imposibles de ignorar. Otra técnica para controlar la circulación es interrumpir el paso mediante el mobiliario mismo, colocando objetos para redireccionar al cliente.

Uno de los elementos con los que mayor éxito se alcanza es la iluminación. Como norma, las personas suelen acercase a los espacios más iluminados. Para finalizar mencionaremos los productos expuestos. Ya que son estos los que finalmente adquirirá el cliente.

Plan de Estudios

Tema 1. El comercio.

  • Introducción.
  • La distribución.
  • Los intermediarios.

Tema 2. La orientación y localización del negocio.

  • La orientación hacia el cliente.
  • Definición del negocio y segmentación del mercado.
  • La combinación del marketing.
  • La imagen de la tienda.
  • La localización del establecimiento.

Tema 3. El Merchandising.

  • El merchandising.
  • El merchandising para el fabricante y para el detallista.
  • La implantación del establecimiento.
  • Estudio del lineal.
  • La disposición del establecimiento.
  • El exterior de la tienda.

Tema 4. Publicidad y promoción en el punto de venta.

  • La publicidad. Concepto.
  • Decisiones a tomar.
  • Objetivos.
  • Presupuestos.
  • Los medios usados en publicidad.
  • El mensaje publicitario.
  • La promoción en el punto de venta.
  • Técnicas de promoción de ventas.

Tema 5. Atención al cliente.

  • Introducción.
  • La atención al cliente es una labor personal.
  • Empatía e identificación.
  • Sustituir rutinas por actitudes significativas.
  • El conocimiento de los productos.
  • El cliente.
  • Seguimiento del cliente.
  • Conocimiento del cliente.
  • Tratamiento personal del cliente.
  • Objeciones, incidencias y reclamaciones de los clientes.
  • El teléfono.

Tema 6. El servicio al cliente.

  • Concepto e importancia del servicio al cliente.
  • Factores que influyen en los servicios que ofrecemos.
  • Tipos de servicios a clientes.

Tema 7. Gestión de compras.

  • Las compras.
  • El surtido de productos.
  • Selección de proveedores.
  • Gestión de stocks o de existencias.
  • La gestión del almacén.

Tema 8. El control de caja.

  • Las cajas registradoras.
  • Códigos de barra.
  • Los terminales de punto de venta (TPV).

Objetivos del Curso o Máster

  • Introducir al alumno en el concepto general de merchandising, sus orígenes, funciones y elementos que lo componen.
  • Diferenciar el concepto de merchandising, sus objetivos y principios básicos.

  • Identificar y analizar la localización del negocio para una orientación correcta hacia el cliente.
  • Conocer  el surtido de productos para la gestión de existencias en el almacén.

  • Análisis del consumidor en el punto de venta, detectar sus motivaciones de compra para lograr un correcto posicionamiento del producto.

  • Distinguir los distintos tipos de clientes y de compras para atender a todas sus necesidades mediante un tratamiento personal e individualizado.

  • Aprender a organizar la imagen exterior del establecimiento.
  • Diferenciar y armonizar las tareas a realizar en el escaparate y en el interior para el punto de venta.
  • Conseguir una correcta distribución del espacio interior.
  • Influir sobre la circulación del consumidor en el interior del local comercial.
  • Conocimiento de las secciones y el mobiliario para gestionarlos rentablemente.
  • Usar correctamente de las zonas frías y zonas calientes.
  • Aprender a planificar y controlar las cajas registradoras en el punto de venta.
  • Conseguir crear la atmósfera apropiada organizando los servicios que se ofrecen para satisfacer al cliente.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: