Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
200 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

Con este especialista en gestión de almacenes y aprovisionamiento el alumno tendrá una visión actual y práctica del funcionamiento de los almacenes desde un enfoque de logística de distribución.

El almacén ha pasado de ser un simple depósito de mercancías a un elemento decisivo en la cadena de suministro. Por lo que, las empresas requieren de un especialista con conocimientos y habilidades en la gestión de almacenes.

Las organizaciones demandan profesionales especialistas en el funcionamiento de los almacenes desde el punto de vista de la logística de distribución.

Formarse en gestión de almacenes y aprovisionamiento online

En este curso de gestión de almacenes abordaremos el objetivo de la gestión de stock. Veremos que consiste en conseguir el equilibrio entre el nivel de servicio y el coste inventarios. A partir de un nivel de servicio fijado, bien por la propia empresa en sus proposiciones de valor o bien en los acuerdos con los clientes, se trata de minimizar el stock, pero asegurando la disponibilidad de producto.

La mayoría de los sistemas de gestión de stocks se basan fundamentalmente en responder a dos preguntas. Por un lado, cuándo hay que realizar los pedidos de reaprovisionamiento. Y, por otro, qué cantidad hay que hacerlo, para equilibrar servicio y stock.

Para realizarlo, en la mayoría de los casos se recurre a problemas matemáticos de optimización, que obtienen las fórmulas de periodos de tiempo y cantidades óptimas a reponer. En este curso de gestión de almacenes veremos que va en función de diferentes variables y situaciones a los que se enfrente la empresa. De todos los disponibles, cada empresa debe elegir aquel que más se adapte a su situación específica y a los recursos disponibles para la gestión.

A largo de este curso de gestión de almacenes analizaremos los diferentes métodos de gestión de stocks. Además, tendremos  en cuenta todas las variables que intervienen en el proceso de gestión de stocks.

Qué es un almacén

Es muy importante que los alumnos conozcan que exactamente un almacén. En este curso en gestión de almacenes destacamos que originariamente el almacén ha sido un espacio de la fábrica. O también del punto de venta donde reposan las mercancías antes de ser enviadas al cliente o vendidas. Además, las actividades de almacén solían requerir una baja cualificación y se ubicaba en ellos a los empleados menos capacitados.

Sin embargo, también destacamos que el entorno competitivo ha cambiado en estos últimos años. Por tanto, han aparecido una serie de variables que han provocado que se profesionalice cada vez más la gestión de almacén, para asegurar la máxima eficiencia de las operaciones.

En este curso en gestión de almacenes consideramos que un almacén es un espacio planificado para la ubicación eficiente de materiales y mercancías. El objetivo es maximizar la utilización del espacio disponible en el almacén y que se minimizan las operaciones de manipulación.

El almacén se convierte así en el punto clave de la gestión logística, por lo que comparte con este proceso su objetivo fundamental. Es decir, es conseguir el grado de servicio deseado a un nivel de costes aceptable, en cuanto a:

  • Rapidez: tiempo de entrega.
  • Fiabilidad: sin errores respecto al pedido.
  • Calidad: producto sin defectos.

Cuántos los tipos de almacén existen

Otro aspecto importante que se aborda en este curso de gestión de almacenes es lo tipos de almacenes que existen. En esta formación diferenciamos los siguientes almacenes:

  • Suma. Es la unión física o virtual de varios almacenes. Para cada referencia se suman las entradas, el stock y las salidas. Se concentran varios almacenes. Sin embargo, no hay fusión ni se aprovechan las sinergias que pudieran surgir de compartir recursos.
  • Almacén conjunto. Se integran varios almacenes, surgiendo las sinergias por recursos compartidos. Aumenta la frecuencia de las entradas o reposiciones y se reduce el nivel de stock.
  • Virtual. Consiste en integrar el stock existente en todos los almacenes, a través de herramientas informáticas, para ser tratado como un único almacén. Se integran por tanto los stocks que están en diferentes ubicaciones físicas a lo largo de la cadena de suministro. Por ejemplo, centro de distribución, operadores logísticos, delegaciones, clientes, etc. Permite obtener una visión global del stock de toda la empresa, pero requiere de un sistema informático fiable, online y fácil de utilizar.

Principios para gestionar un almacén

Con esta formación se pretende que los alumnos conozcan todos los principios necesarios en la gestión de almacenes. A la hora de realizar la gestión de almacenes se debe tener presente unos principios básicos que permitan el cumplimiento de los objetivos de servicio y coste. Destacamos los siguientes principios:

  • Coordinación. El almacén forma parte de la cadena de suministro y de la empresa. Por eso, debe coordinar sus actividades con las del resto. La gestión de los flujos de información entre los diferentes actores es imprescindible para una logística eficiente.
  • Equilibrio. En la logística se debe equilibrar los niveles de servicio con los niveles de costes en los que se incurre. En el caso de la gestión de almacenes ocurre lo mismo. Se debe alcanzar el equilibrio entre estas dos variables en su gestión.
  • El espacio libre. Es fundamental aprovechar al máximo todo el espacio disponible, para reducir los costes de almacenamiento. Un hueco libre en el almacén es un coste innecesario.
  • Las manipulaciones de producto. Los recorridos y los movimientos, tanto de personas como de productos, deben simplificarse y reducirse lo máximo posible. Habitualmente se utiliza el concepto de tocar el producto una sola vez. Consiste en minimizar la manipulación de producto al máximo.
  • Los riesgos. En el diseño del almacén, deben tenerse en cuenta los riesgos de las personas en su trabajo habitual. Pero también los riesgos del stock, que pueda sufrir daños o hurtos. Se trata de un activo de la empresa que es necesario proteger.
  • Flexibilidad. A la hora de diseñar un almacén deben tenerse en cuenta no solo las necesidades actuales sino la posible evolución futura, para poderse adaptar a las necesidades de la empresa.

Cómo son los sistemas de almacenaje

En este curso de gestión de almacenes abordamos los sistemas de almacenaje. La palabra manutención se utiliza a los diferentes elementos tecnológicos que se utilizan para la manipulación y para el transporte interno de la mercancía dentro del almacén.

Los avances tecnológicos evolucionan constantemente de forma que la se van aplicando continuamente mejoras sobre estas herramientas. El objetivo es aumentar la eficiencia de las operaciones.

En este curso de gestión de almacenes decimos que un sistema de almacenes es la forma en la que se organiza el producto dentro del almacén. Las categorías son las siguientes:

  • Almacenamiento en bloque. En los sistemas de almacenamiento en bloque o apilado las unidades de manipulación se apilan unos encima de otros. En este sistema no se utilizan ningún tipo de estructura de estantería.
  • Estanterías fijas. A partir de aquí, el resto de sistemas utiliza la tecnología de estanterías para ubicar las unidades de manipulación. Las estanterías fijas son el elemento más simple que se utiliza para la ubicación de productos. Permiten almacenar productos tanto paletizados como no paletizados.
  • Estanterías drive-in y drive through. Con estos sistemas de estanterías, se consigue seguir de forma estricta los sistemas de rotación de inventario LIFO o FIFO. Son de gran utilidad cuando se trata de productos en los que la gestión de los lotes es muy importante. Como por ejemplo, en productos de alimentación.
  • Estanterías dinámicas. Son una evolución de las estanterías drive through. Los pallets se introducen en la estantería por la cabecera del lineal y van cayendo a través de unos rodillos hasta la cola.
  • Sistemas compactos. Cuentan con estanterías móviles, que se mueven a través de raíles incrustados en el suelo. La estantería se mueve de forma manual o con motor. Son sistemas que permiten una buena utilización del volumen.

Plan de Estudios

Asignatura 1. Gestión de stocks y almacenes.                 

  • La gestión de stocks.
  • Principales métodos de gestión de stocks.
  • El ciclo de vida del proyecto.
  • Las necesidades del flujo físico.
  • Los medios del flujo físico.
  • Los flujos de información.

Asignatura 2. Gestión de pedidos y distribución.

  • La gestión de pedidos y distribución.
  • Importancia y objetivos de la gestión de pedidos y distribución.
  • Retos de la gestión de pedidos y distribución.
  • Organización de la gestión de pedidos y distribución.
  • Principales indicadores de la gestión de pedidos y distribución.

Asignatura 3. Especificación de requerimientos y plan de suministros.

  • Especificación y tipos de requerimientos.
  • Especificación del producto y servicio.
  • El proceso de especificación de requerimientos y planificación de suministros.

Asignatura 4. Evaluación de proveedores y selección de ofertas.

  • Introducción a la evaluación de proveedores.
  • Criterios y modelos para evaluar a un proveedor.
  • Identificación, selección e investigación de proveedores.
  • Valoración posterior del proveedor.
  • Marco de actuación para la obtención y selección de ofertas.
  • Métodos de obtención de ofertas.
  • Métodos de evaluación de ofertas.
  • El proceso de obtención y selección de ofertas.

Objetivos del Curso o Máster

  • Conocer el funcionamiento de un almacén.
  • Entender y comprender la importancia de los stocks y su control.
  • Manejar de forma eficiente un almacén.
  • Aprender los distintos tipos de requerimientos y especificación de productos y servicios.
  • Evaluar correctamente a un proveedor con los procesos de identificación, selección, investigación y valoración.
  • Conocer en profundidad los métodos de obtención y evaluación de ofertas.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: