Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
50 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

El curso de política de gestión de producto y marca profundiza en cómo se organiza la dirección estratégica. También se aborda el marketing del producto en cuanto a sus dimensiones, como lo clasificamos, la diferenciación, etc. Por otro lado, el posicionamiento del producto es clave para cualquier estrategia de marketing.

El alumno también adquiere conocimientos sobre el concepto de marca (nombres, tipos, estrategias y valor e imagen de marca) y sobre la generación de la marca. Así como, sobre el ciclo de vida del producto con sus diferentes etapas desde el lanzamiento e introducción hasta la etapa final de declive. Todo esto no sería posible sin el desarrollo de nuevos productos, analizando tendencias y creando productos y factores de éxito.

Por otro lado, en el curso se aborda el concepto de branding y sus componentes. Es decir, la identidad, condicionamiento, posicionamiento, fidelidad, valor y capital de la marca. Hay que tener en cuenta la importancia de los aspectos legales de la marca.

Concepto de producto

Como parte de la estrategia de marketing, la estrategia y política de producto y/o servicio, se constituye como la base fundamental de desarrollo del resto de acciones estratégicas que se diseñan, planifican e implementan en la gestión del marketing estratégico de una compañía.

La naturaleza de la producción de bienes o de servicios es la de conseguir, un beneficio con el intercambio de estos. Suele satisfacer una necesidad que tiene el sujeto que adquiere el bien o servicio, o sea, el cliente. Esto es la base de la concepción marketiniana de la gestión empresarial.

Cuando una compañía se empeña en el desarrollo, diseño y lanzamiento de un nuevo producto o servicio, suele ser una acción de negocio que conlleva determinados riesgos e incertidumbres.

Es cierto que de forma tradicional cuando se planificaba el lanzamiento de un nuevo producto, se hacía con unas perspectivas temporales de una pervivencia en el mercado de dicho producto y dicha inversión. Esto hacía posible que fuese una inversión rentable. Por lo que,  las empresas emprendían la concentración en investigación y desarrollo de nuevas alternativas que era más provechoso para ellas.

En estos momentos, nos encontramos que estas inversiones en nuevos productos, servicios y concepciones, son cada vez más exigentes en tiempos. Los ciclos de vida de los productos se han reducido considerablemente por la realidad del entorno. Se han producido cambios en los requerimientos de la demanda y con una competencia cada vez más agresiva.

Clasificación del producto

La clasificación en genérico de los tipos de productos no es sencilla. Para poder abordar este punto, es más productivo hacerlo en cuanto a los criterios que se utilizarán para la clasificación. Es decir, en función de los criterios que ayudarían a clasificar los productos bajo diversas perspectivas. Esas perspectivas son por:

  1. La naturaleza del producto.
  2. El origen del producto.
  3. El destino del producto.
  4. El tipo de comprador del producto.

Ciclo de vida del producto

Cuando tratamos de iniciar una aproximación hacia el ciclo de vida del producto, estamos asumiendo que el propio producto tiene una limitación de durabilidad temporal y finita. De forma que, se asemeja a los propios seres vivos que siguen un ciclo vital que tiene una etapa final.

El ciclo de vida de un producto, puede ser más o menos extenso, pero finalmente tiene un principio, una evolución y un desenlace o fin.

La etapa que marca el nacimiento de este producto es cuando se diseña un producto nuevo y se elabora por primera vez o se crea. Le lleva en su propio devenir a un ciclo finalizado con la desaparición del producto del mercado y del consumo.

Ese ciclo de vida de los productos es un proceso evolutivo que sigue una secuencia lógica de etapas sucesivas. Estas pasan desde la concepción de la idea, por las sucesivas mejoras y cambios para adaptarlo a los requerimientos del mercado.

El ciclo finaliza con la desaparición del producto que es sustituido por otros productos que son más actuales y se ajustan mejor a las nuevas necesidades y demandas del consumo y los clientes.

El seguimiento de los resultados y la evolución de los productos en el mercado por un periodo establecido, evidencia que se sigue habitualmente un mismo patrón de ventas y de progreso de los productos. Se suele avanzar en lo que se plasma en una curva que va creciendo desde la introducción del producto en el mercado. Después llega a la cima cuando llega al proceso de madurez o maduración y el periodo de declive.

Si lo vemos en resultados, los productos suelen tener unos resultados iniciales bajos en volumen de ventas. Estos van seguidos de un aumento progresivo que se acompaña de acciones de comercialización y publicidad ad hoc.

Veremos que después de haber conseguido la cima en su proceso con los resultados mejores posibles para ese producto, llega a una etapa de retroceso en el mercado que lleva a la marca a plantearse su continuidad como consecuencia final a la desaparición del producto total.

Prolongación del ciclo de vida del producto

Al final el producto se instala en la fase de declive que sobreviene al final de la etapa de madurez. La compañía tiene que afrontar las posibles alternativas que tiene para conseguir consolidarse en el entorno económico.

En este punto se ha de considerar si por un lado a la empresa le interesa abandonar el producto. O, por otro lado, proceder a un rediseño del mismo. Hay que introducir una serie de mejoras y modificaciones que posibiliten una cierta adaptación al mercado.

Si se considera que se puede continuar en el mercado con mejoras y cambios, hay que proceder al lanzamiento del producto de nuevo. Es lo que se denomina en marketing, la extensión de la vida del producto.

En el curso abordaremos la estrategia que se ha de seguir en estos casos. Puede referirse a los siguientes aspectos:

  • Fomento del uso habitual por los clientes fidelizados. El objetivo es intentar que se vuelva a generalizar su uso. Así puede permanecer en el mercado una etapa prolongada adicional.
  • Diversificar su uso a otras funcionalidades entre los usuarios y consumidores habituales y confiar en la prescripción de estos.
  • Crear usos alternativos y lanzarlo al mercado con esta característica.

Plan de Estudios

Tema 1. Producto: dimensiones, clasificación, diferenciación y posicionamiento.

  1. Concepto de producto.
  2. Atributos y beneficios del producto.
  3. Clasificación del producto.
  4. Productos de consumo vs productos industriales.
  5. Gama y línea de producto.

Tema 2. Ciclo de vida del producto.

  1. Ciclo de vida del producto: concepto.
  2. Ciclo de vida del producto: fases.
  3. Otros modelos de ciclo de vida del producto.
  4. Prolongación del ciclo de vida del producto.

Tema 3. Desarrollo de nuevos productos.

  1. Desarrollo de nuevos productos: concepto y beneficios.
  2. Innovación de creación de nuevos productos.
  3. Análisis de tendencias y creación de nuevos productos.

Tema 4. Proceso de creación de productos y factores de éxito.

  1. Los componentes del producto. Elementos para el éxito.
  2. Cualidad y diferenciación. La estrategia de los “océanos azules”.
  3. La importancia del envase.

Tema 5. Concepto de marca. Nombre y tipos. Estrategias. Valor e imagen de marca. Generación de marca.

  1. Concepto de nombre de marca.
  2. El valor estratégico de la marca.
  3. El logotipo.

Tema 6. Branding.

  1. Concepto de Branding.
  2. Componentes del Branding.

Tema 7. Aspectos legales de la marca.

  1. La patente y la marca.
  2. La propiedad industrial.

Objetivos del Curso o Máster

  • Conocer en profundidad el producto y su clasificación.
  • Comprender el ciclo de vida del producto y el branding.
  • Aprender a desarrollar y crear nuevos productos y factores de éxito.
  • Comprender el concepto de marca, estrategias y valor e imagen y los aspectos legales de la misma.

@IOE Business School 2017

Comparte ésta formación: