2019-09-10

Sostenibilidad ambiental: el futuro del planeta

Imagen Post

La sostenibilidad ambiental ha de convertirse en uno de los grandes objetivos de cualquier negocio. A continuación, comentamos cuáles son sus aspectos principales y por qué puede convertirse en la mejor manera de asegurar el futuro del planeta.

Definición de sostenibilidad ambiental

Este concepto hace referencia al equilibrio que debe existir entre la sociedad y su entorno natural más cercano. En su desarrollo influyen:

  • Los ciudadanos: son los protagonistas del proceso ya que cambiando su forma de consumir y reciclando correctamente su basura pueden lograr preservar el planeta. La educación recibida en el hogar y en la escuela son dos de los pilares más importantes para conseguir el éxito.
  • Las instituciones: han de trasmitir siempre un mensaje claro y eficaz. Este servirá para entender mejor la importancia de la naturaleza.
  • La comunidad científica: su opinión es imprescindible para conseguir que la ciudadanía sea consciente de lo que sucede con el planeta y de lo que podría suceder en caso de no tomar las medidas ecológicas más eficientes.

Ecoeficiencia y preservación del medio ambiente

Se entiende por ecoeficiencia todo aquello que se lleva a cabo para usar, de forma adecuada, los recursos naturales de los que disponemos. El término fue acuñado en 1992 por el WBCSD. Producir lo mismo, pero contaminando menos era la meta a alcanzar.

Para lograr respetar el medio ambiente y un desarrollo sustentable hay que tener en cuenta que es obligatorio reducir el número de recursos. A menos consumo de agua y de energía, mayor sostenibilidad ecológica.

Consejos para conseguir mejorar la sostenibilidad ambiental

Los más efectivos son los siguientes:

  • Mejorar la cultura de consumo de agua. Reducir al máximo su uso es de vital importancia para evitar la desertificación.
  • Gestionar los residuos de forma distinta. Las empresas deben apostar por el reciclaje continuo de sus propios residuos. En la mayoría de los casos, los envases y los embalajes se pueden reutilizar para sacarles su máximo partido.
  • Evitar el aumento de los niveles de contaminación. La inversión en una maquinaria más eficiente es una garantía total de éxito. Resulta imprescindible apostar por energías más ecológicas como la solar o la eólica de cara a la preservación del medio ambiente. Corregir los distintos puntos del proceso de producción para reducir la polución no deja de ser una opción a tener en cuenta.
  • Concienciar a los clientes finales de cada producto de la importancia de reciclar correctamente los envases. Este tipo de campañas tienen un efecto positivo que termina por influir directamente en el futuro del planeta.
sostenibilidad ambiental

Preservar los recursos para la sostenibilidad ambiental es responsabilidad de todos

El desarrollo sustentable, la meta final

Esta terminología se leyó por primera vez en el informe Brundtland en 1987. Defiende el crecimiento progresivo de la industria, pero siempre respetando el del entorno natural en el que se ubica. El avance tecnológico nunca puede ir contra la fauna, la flora o el futuro del ser humano. Entre los principios que promueve podríamos destacar los siguientes:

  • Un sistema político en el que los ciudadanos tengan mayor protagonismo en la toma de decisiones al respecto de la sostenibilidad.
  • Un sistema económico que sepa reutilizar los excedentes de forma razonable.
  • Sistemas de producción que actúen siempre bajo la premisa de respetar el futuro del planeta.
  • Avances tecnológicos que no dejen de buscar soluciones para la contaminación.
  • Un sistema que implique a todas las naciones para lograr un modelo económico más integrador.

Al abordar la sostenibilidad ambiental se incide en que antes de tomar las medidas oportunas, es fundamental hacer un análisis de los recursos disponibles. Tras conocer las características del ecosistema, es necesario comenzar una política que asegure el uso racional del agua, de la tierra y del resto de recursos.

Es decir, lo que se promulga en este texto es que el ser humano tiene derecho a avanzar y a seguir mejorando sus cadenas de producción. Pero no a destruir el planeta de forma voluntaria para crear un problema de complicada solución en el futuro.

El futuro de la industria y del planeta

Por suerte, buena parte de las cadenas de distribución han comenzado ya a reducir el uso de plástico en sus envases. Progresivamente, se va observando en cada supermercado, por poner un ejemplo, cómo se apuesta por el reciclaje, por la economía circular y por adquirir los artículos a productores locales para reducir así los niveles de contaminación.

Sin embargo, aun queda mucho camino por recorrer. La implicación en el proceso de sostenibilidad ha de ser de todos los integrantes de la sociedad. En caso contrario, estaremos siempre apostando por la destrucción progresiva de nuestro entorno natural.

El futuro de las generaciones venideras está, sin duda, en respetar el medio ambiente y en la sostenibilidad ambiental. Con nuestra aportación diaria resultará mucho más fácil alcanzar la meta de alargar la vida del planeta y conseguir que las generaciones venideras puedan seguir viviendo en un entorno natural mucho más amable y saludable.