2018-09-19

Sistema Delta ¿Qué es y cómo se utiliza?

Imagen Post

El Sistema Delta en la actualidad laboral

Últimamente se está escuchando, cada vez con más fuerza, el nombre de un procedimiento conocido como Sistema Delta. Muchas personas entienden que dicho sistema está relacionado con la prevención de riesgos laborales, pero desconocen de qué se trata. Trataremos de explicar en qué se basa y cuáles son los entresijos de este procedimiento tan útil a la hora de solventar un accidente laboral.

Las siglas esconden su nombre. En realidad se trata del Sistema de Declaración Electrónica de Accidentes del Trabajo. El Sistema Delta sirve para comunicar los accidentes que suceden en el trabajo y, sobre todo, para su procesamiento documental. Este mecanismo permite declarar documentos que son emitidos, ya firmados, de manera electrónica. Es necesario que la conexión usada para tal fin sea segura porque los archivos que genera quedan registrados en el historial.

Claves para usar el Sistema Delta

Usar el Sistema Delta es, en realidad, más sencillo de lo que pueda parecer. Únicamente se necesita una buena conexión a internet y un navegador seguro. Es indispensable, además, poseer alguno de los certificados digitales que son expedidos por las autoridades competentes. Dichos certificados son:

  • Certificados de la autoridad de Certificación a la que pertenece el certificado de usuario.
  • Certificado Raíz del Ministerio.

Y ya estaría. Ahora bien, ¿quién puede usarlo? El Sistema Delta puede ser usado por empresas de todo tipo. También por personas que trabajan por cuenta propia, en el caso de que tengan cobertura específica para accidentes de trabajo. El Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) también puede usarlo, al igual que el ISM, el Instituto Social de la Marina. Aquellas mutuas encargadas de los accidentes laborales y las entidades que colaboran con ellas pueden acceder al sistema. Y, por supuesto, toda aquella autoridad laboral competente puede usar el Sistema Delta sin ningún tipo de problema.

¿Cómo se obtiene?

Quizás el punto más complicado de todo el proceso es el procedimiento a seguir para obtenerlo. Lo explicaremos a continuación de la manera más simple y llana posible. En primer lugar, hay que encender el ordenador. Parece obvio, pero sorprendería saber cuántas personas han caído en la trampa de no hacerlo.  A través de Internet, por supuesto, página web de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (CERES). Hay que solicitar el certificado 2CA. Importante que sea este formulario, ya que es el único reconocido por la mayoría de Administraciones Públicas Nacionales. Una vez cumplimentado, es necesario personarse en la oficina de la Agencia Tributaria (la más cercana). Allí se tramitará la solicitud oficial. A lo sumo, cuarenta y ocho horas más tarde, el certificado definitivo estará listo para su descarga. Y lo único que quedaría sería tramitar el alta en el Sistema Delta de accidentes. Sencillo, ¿verdad?

Casos en los que podemos usar el Sistema Delta

La realidad es que el Sistema Delta puede garantizarnos una agilidad tremenda en el ámbito de la comunicación laboral. Es muy útil cuando nos enfrentamos a accidentes graves, con varias víctimas o si alguna de ellas es mortal. También en el caso de partes de accidentes de trabajo. La declaración electrónica de trabajadores accidentados es un documento recurrente. Suele usarse en el caso de accidentes de trabajo sin baja médica. El Sistema Delta agiliza los trámites en caso de necesitar una relación de altas o fallecimientos de víctimas de accidentes laborales. Las autoridades laborales han de estar informadas en todo momento de lo que sucede en sus plantillas. El programa Delta es un aliado valioso en ese tipo de situaciones.

El Sistema Delta puede garantizarnos una agilidad tremenda en el ámbito de la comunicación laboral.

Dudas acerca del Sistema Delta

Para solucionar cualquier tipo de problema que nos pudiera plantear esta plataforma, la página web del Sistema Delta cuenta con un apartado de preguntas frecuentes. Si accedes a él podrás empaparte de todo aquello que necesites saber. Contamos con una introducción breve al sistema, especificando a quién va dirigido. Se facilitan pautas sobre el procedimiento que se ha de seguir para registrarse. Aunque parezca algo banal, cómo entrar en Delta es una de las preguntas más frecuentes que plantean los usuarios.

Otras consideraciones son más complicadas. Muchas preguntas versan sobre las diferentes maneras de emitir  una comunicación vigente destinada a usuarios no registrados. Además, se pueden hacer diferentes consultas sobre autoridades o entidades admitidas o no por el sistema.

Hay que ser condescendientes con Delta. A veces aprieta, pero no ahoga.

Beneficios del Sistema Delta

¿Por qué es tan aclamado este nuevo sistema? ¿Por qué todo el mundo habla de él y todos queremos saber de qué se trata? Muy sencillo. Los beneficios que reporta son plenamente apreciables.

Por resaltar algunos, podemos hablar de que el Sistema Delta ayuda, sobre todo, a minimizar errores. Trabajar en un entorno que garantiza la confidencialidad siempre es agradable. Delta lo hace. ¿Qué ocurre con los pesados costes de grabación y tratamiento de documentos? Delta los elimina. Además, la comunicación entre las partes interesadas en el proceso es directa y concisa. El Sistema Delta la simplifica. Y por último, aunque ni mucho menos por ello menos importante, Delta agiliza y mucho la distribución de la información. Y lo hace en un mundo en el que la rapidez de comunicación es fundamental para todos.

Amparado en el artículo 23.3 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el Sistema Delta se ha consagrado. La citada ley obligaba a cualquier empresario a notificar por escrito a la autoridad laboral pertinente cualquier daño que pudieran sufrir los trabajadores a su servicio. Siempre y cuando dichos percances hubieran sucedido durante el desarrollo de su trabajo. Y siempre de acuerdo al procedimiento que el reglamento determinase.

La implantación del Sistema Delta, con su declaración electrónica de trabajadores accidentados, ha supuesto un gran avance en la prevención de riesgos laborales. Toda ayuda es poca y más cuando se trata de tramitar los accidentes que suceden en el trabajo. Sencillez, sería la palabra adecuada. Sencillez a la hora de hacer llegar un parte accidente a la autoridad que lo deba gestionar. Además, sencillez en un sistema global de gestión al que mutuas y autoridades laborales tienen acceso. Sobre todo, sencillez en la solvencia de problemas para los trabajadores.

El Sistema Delta es, ante todo, sencillez a la hora de avanzar a mejor ante cualquier riesgo que pueda suponer nuestro trabajo.