Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
50 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

El curso de responsabilidad social corporativa de calidad abordará temas fundamentales para entender el origen e implantación de ambos procesos. En la actualidad, la gestión de calidad se ha convertido no solo en una técnica sino también en una estrategia.

Empresas de todo el mundo han adoptado las normas que definen y establecen los estándares de calidad. Tanto nacionales como internacionales, ya que las mismas se traducen en una forma de identificar, comprender. Y cumplir con los requisitos establecidos por los clientes, provocando una mejor comunicación entre ambas partes. Lo que trae como consecuencia un elevado grado de satisfacción de los mismos hacia la empresa.

La responsabilidad social corporativa de calidad es un compromiso que sustraen las empresas con respecto a su entorno. Demostrando que su actividad industrial y quehacer corporativo en general es beneficioso para la ciudadanía.

Formación en responsabilidad social corporativa de calidad online

Actualmente, la evolución de la responsabilidad social corporativa de calidad es el resultado de años de evolución. De manera que se han creado y optimizado distintas normas de calidad y sistemas de certificación. Entre ellos, la norma ISO (Organización Internacional de Estandarización) que establece un sistema de normalización internacional para productos.

Si bien la norma ISO es una de las más conocidas, también está la norma SQAS por sus siglas en inglés (Safety Assesment System). Se basa en la comprobación del cumplimiento de requisitos de seguridad, calidad y medio ambiente. Que coinciden con los aspectos fundamentales de la responsabilidad social corporativa de calidad.

Por otra parte, el modelo EFQM ofrece un mecanismo integral. Cuya primera finalidad es ayudar a las organizaciones a conocer mejor su funcionamiento, productos y servicios. El modelo EFQM coincide con los pilares de excelencia de la responsabilidad social corporativa de calidad. Su organización tiene sede en Bruselas y no tiene ánimo de lucro, focaliza su atención en Europa.

La última que presentaremos en este segmento es la BRC de seguridad alimentaria. Como hemos visto, no son pocas las normas y asociaciones que intervienen cuando hablamos de regulaciones y es reglamentos. Todos los días se suman más empresas a la responsabilidad social corporativa de calidad. Y, por otra parte, las nuevas empresas tienen este compromiso asumido desde su creación.

Certificando así su sistema de gestión en su totalidad, vinculando a todas las áreas o departamentos en que se subdivide la organización empresarial. O bien certificando distintas áreas, productos o procesos en concreto.

Beneficios de la implantación de sistemas de calidad

Las ventajas de un sistema de gestión y responsabilidad social corporativa de calidad son evidentes. Pues permite anticiparse a las necesidades de los consumidores y clientes. Constituyendo estos un indicador de requisitos y principales tendencias de los mercados.

Por tanto, garantizan un grado de satisfacción más alto que aquellas empresas que no establecen este tipo de relación directa con los clientes. Este alto estándar de satisfacción de los clientes ofreciendo productos y servicios. Cada vez más acorde a sus expectativas y necesidades que prioriza la responsabilidad social corporativa de calidad.

Por otra parte, optimizan los sistemas productivos a través de un control más eficaz de los mismos favoreciendo la prevención. A la detección, corrección y eliminación de los errores de producción, la inversión en mejora continua y en I + D.

O lo que es lo mismo investigación más desarrollo. Estas normas se traducen en mayor eficiencia en la gestión de las reclamaciones de los clientes y en otras no insatisfacciones.

La implantación de las normas de responsabilidad social corporativa de calidad mejora la imagen y prestigio de las empresas certificadas. Algo que debemos clarificar es que estas reglas se aplican a toda la empresa. Más que reglas de responsabilidad social corporativa, en general es una cultura que debe crear mecanismos. Para la participación inclusiva de todos los individuos de la institución.

Desde la dirección, ejecutivos, mandos personal, recursos humanos, en definitiva todos los integrantes de la actividad laboral.  En algunos casos, se extiende a accionistas, socios, inversores y todos los colaboradores externos. La responsabilidad social corporativa de calidad sirve como un estudio evaluativo sistemático del quehacer de la empresa.

Una nueva cultura empresarial

La globalización ha marcado las la entrada de nuevos competidores en el mercado global. A su vez, más metodologías de administración eficientes que priorizan la planificación a largo plazo. E incluyen manifiestamente su responsabilidad social corporativa de calidad, y la mejora continua de sus procesos.

El fortalecimiento de relaciones entre instituciones y clientes, así como la prevención de errores y fortalecimiento de satisfacción. Además, se intenta alcanzar una estructura horizontal más justa e inclusiva que represente la responsabilidad social corporativa de calidad. De esta manera, en comparación con décadas anteriores, las prácticas laborales han dado un giro de 180 grados.

La nueva cultura empresarial pretende adaptar a la empresa a las nuevas tecnologías, a mejorar las especificaciones de los productos. Fabricar productos y servicios enfocados a mercados específicos y a satisfacer clientes cada vez más exigentes. Al mismo tiempo que los costos son  más bajos y la competencia más alta.

A modo de resumen, la cultura de empresa representa los nuevos valores de la responsabilidad social corporativa de calidad. Más orientado a la satisfacción del cliente y responsable con el entorno y la competencia.

¿Cómo alcanzar los niveles más altos de calidad en la empresa?

Alcanzar la calidad máxima es un proceso lento y continuo, los resultados no son inmediatos. Sin embargo, sus efectos son favorables para la creación competitiva y desarrollo sostenible. Una vez alcanzados los primeros resultados, el proceso debe continuar desarrollándose y perfeccionándose año tras año y durante toda la vida de la empresa.

La responsabilidad social corporativa de calidad se mide por medio de indicadores claves, entre ellos:

  • Participación en el mercado.
  • Fidelidad de los clientes.
  • Crecimiento de la cuota de mercado.
  • Disminución de costes.
  • Aumento del beneficio.
  • Mejora de la imagen de empresa.
  • Aumento de la motivación de los trabajadores.
  • Disminución de reclamaciones.
  • Menor rotación de trabajadores.

La médula ósea del proceso y el eje sobre el que gira el mismo es el cliente y la intención de satisfacer su necesidad. Respetando los valores de responsabilidad social corporativa de calidad. De ahí que el cliente decidirá si existe calidad o no en todos los productos o servicios.

Se diseña, desarrolla y genera basados en el conocimiento y comprensión de las necesidades y expectativas razonables del cliente. Es decir, un servicio que no satisfaga ninguna necesidad. O que, por otra parte, no sea de calidad. No tiene una larga vida asegurada.

La responsabilidad social

La responsabilidad social corporativa de calidad es resultado de compromisos éticos objetivos. Que se convierten de esta manera en obligación para quien los contrae. Su principal manifiesto interviene en los impactos que genera la actividad empresarial en el ámbito social, medioambiental y económico.

En este sentido responsabilidad social corporativa de calidad es una manera respetuosa de conducir la actividad industrial. Promueve el bienestar, o dicho de otra manera, las medidas para alcanzar el bienestar de todos. Pero atendiendo a las empresas y al cumplimiento obligatorio de la legislación nacional e internacional en el  ámbito social, laboral, medioambiental y de  Derechos Humanos.

Así como cualquier otra acción voluntaria que la empresa quiera emprender para mejorar la calidad de vida de sus empleados. Las comunidades en las que opera y de la sociedad en su conjunto.

Plan de Estudios

Tema 1. Gestión de la accesibilidad.

  • Introducción.
  • Une 170001 (parte 1).
  • Une 170001 (parte 2).

Tema 2. Herramientas normativas en materia de RSC.

  • Introducción.
  • Herramientas para demostrar el compromiso con la RSC.
  • Modelos que permiten la evaluación y posicionamiento con respecto a otras.

Tema 3. Auditoría de un sistema de gestión de RSC.

  • Introducción.
  • Términos y definiciones.
  • Gestión de un programa de auditoría.
  • Actividades de auditoría.
  • Competencia y evaluación de los auditores.

Objetivos del Curso o Máster

  • Conocer la gestión de accesibilidad de la RSC.
  • Utilizar las diferentes herramientas normativas en materia de RSC.
  • Conocer y realizar auditorías de un sistema de gestión de RSC.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: