Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
50 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

La mediación es la solución a la multitud de escenas en nuestra sociedad con conflictos de diversa índole. Problemáticas de ámbito escolar, familiar, sanitario, conflictos armados. Todos son procesos más o menos extremos en los que la mediación puede cumplir un papel determinante.

Este curso pretende formar profesionales capaces de actuar de manera objetiva en medio de una problemática. Adquiriendo competencias y saberes que se necesitan para ejercer de mediador con precisión y soltura.

Mediar nunca es un proceso fácil y puede prolongarse durante mucho tiempo. Es preciso conocer las posturas de las partes implicadas. De manera que el conflicto puede solucionarse sin llegar a los tribunales. La mediación se trata de un procedimiento flexible en el que todas las partes tienen iguales derechos y deberes.

Entre sus beneficios está el ahorro de dinero y tiempo. Pues los procesos judiciales son costosos y largos. Por ello en esta capacitación en mediación abordaremos las estructuras, fases, premisas y posibilidades.

Formación en mediación online

Una preocupación que persiste entre las posibles partes que intentarán solucionar su conflicto  mediante la mediación. Es la eficacia jurídica que tienen estas acciones. Para entender el fenómeno en todas sus aristas comenzaremos describiendo algunas premisas básicas.

Por ejemplo, la Ley 5/2012 de mediación en asuntos civiles y mercantiles dedica varios preceptos a la regulación de los caracteres generales. Además de definir los principios básicos y los contenidos mínimos del procedimiento de mediación.

Sus cualidades principales son la flexibilidad y la ausencia de formalismo, pero sin faltar  respeto a los mínimos legales. En este sentido, cada mediador podrá diseñar unas reglas de procedimiento que se adapten a su propio ejercicio. Con la intención de lograr comportamientos cooperativos.

A su vez, la norma recoge importantes previsiones que permiten articular una adecuada interrelación. Entre el procedimiento de mediación y el proceso civil. De manera tal que se fortalezca la eficacia del proceso y sus resultados.

Lo que en principio carece de formalismos legales y estructuras inamovibles, es decir, la flexibilidad. Se termina traduciendo en un procedimiento riguroso que se alcanza siguiendo una serie de fases y etapas generales. Con un orden específico y con unos estándares de rigidez definidos por el mediador.

Estas estructuras o pasos a seguir sirven a los involucrados como un mapa y camino para orientar la mediación. Las intervenciones que hace el conductor en cada una de las fases del procedimiento ayudan a crear un ambiente seguro. Y al mismo tiempo a enfocar a las partes hacia una solución. Se evita con ello, estancamientos sobre cuestiones ya materializadas. Que pueden contribuir en menor grado en la búsqueda de soluciones satisfactorias por la mediación.

Bases y estructuras generales de la mediación

La mediación se puede aplicar desde diferentes puntos de vista. Existen muchos autores con diversos puntos de vista quienes presentan diferentes modelos. Sin embargo, la estructura general es la remediación. Que no es más que la decisión de las partes y la determinación voluntaria de llegar a un acuerdo.

Luego llega la etapa de la mediación propia, incluyendo la decisión de mediar. Haciendo una recogida de información sobre la discusión y negociación. Concluyendo con un cierre y memorándum de entendimiento. En tercer lugar está la post-mediación, que aúna la revisión y el seguimiento de ese memorándum.

De esta estructura general, se han creado diferentes paradigmas, en este curso sobre mediación veremos el del español Bustelo Eliçabe-Urriol. Quien señala tres fases integradas a las anteriores. Según este autor sus fases estas pensadas para conflictos familiares, escolares, penales, etc.

El primer paso para este especialista es arropar la crisis en términos de mediación. Este primer momento es de contención de crisis, cuyos principales protagonistas son los problemas afectivos. En este primer acercamiento, el mediador debe observar cada una de las partes y aplicar normas y reglas de comportamiento. Sin perder de vista que las partes acudieron a la mediación, situándose en un plano diferenciado del resto de los que participan en el procedimiento.

En segundo lugar se intercambia información para  generar alternativas. Ya esta parte es de pura mediación. Pues las partes ya han tenido la oportunidad de expresar sus sentimientos. Y el momento es propicio para  crear un espacio común en un plano de igualdad. Cada uno de los intervinientes en la mediación debe cumplir una tarea distinta, asignada por el mediador.

Finalmente se llega a un acuerdo comunicando y aclarando poco a poco los puntos del acuerdo. Esta fase debe ser la finalización de cualquier proceso de mediación.

El trabajo del conflicto y las relaciones

El mediador se encarga de recoger el acuerdo para darle forma o redactarlo sin que se deba adaptar al formato y terminología jurídica. En cualquier caso, será un abogado el que dote de tales características al acuerdo de las partes. Tal y como ocurre en cualquier contrato, la mediación no es una excepción.

Los procesos en los que se necesita de un mediador pueden ser variados, aunque las características suelen ser similares. Relaciones deterioradas, comunicación interrumpida, sentimientos resentidos, actitudes centradas en egoísmo. La mediación trabaja con el conocimiento de ello. De manera que la intervención será menor mientras más rápido se logre poner en marcha un plan de mediación.

Hacer frente a los problemas de relación puede ayudar a las partes a trabajar juntas con mayor eficacia para llevar a cabo el acuerdo de negociación. El trabajo del mediador sobre las relaciones resulta también esencial en el ámbito de las disputas de comercio. Tanto para las partes, como para la consecución y cumplimiento de los acuerdos y el futuro.

También será un tema a discutir, el plazo que según ley hay de conservar dicha documentación. Teniendo que ser destruida pasado dicho plazo.

Para algunos mediadores consideran que el plazo de cuatro meses que dicta la ley. Aunque en ocasiones es muy corto, pues el mediador, obligatoriamente necesita un seguro de responsabilidad civil. Y en el caso de ser denunciado, si la documentación ha sido destruida, no tendrá ninguna información para su defensa.

Algunas características del mediador

La mediación ofrece la posibilidad de grabar las sesiones, e incluso de poderlas ver a través de un cristal. No es un método que se ponga poco en práctica, pues en esta área pueden intervenir varios mediadores en calidad de observadores. Aunque cabe destacar que todas las partes autoricen por escrito estar intervención externa a la negociación. Pues uno de los pilares de estos profesionales es la confidencialidad.

Por su parte, el mediador debe presentar características personales que el perfil demanda. Los métodos y técnicas de mediación, en gran medida, dependen de quien la conduzca. Estos profesionales deben ser capaces de persuadir, gestionar el tiempo, comunicar, crear empatía y ser creativos. Jamás deben valorar una problemática según su subjetividad, pues la mediación se vería afectada.

Entre los principios y funciones básicos de la mediación que inciden en el mediador debe estar la participación voluntaria. Así como la intención inequívoca de favorecer la autonomía de todas las partes, sin favoritismos. Además de la cualificación profesional y el respecto del Derecho. La imparcialidad, la neutralidad y la confidencialidad en el procedimiento.

La ley del año 2012 que presentamos al principio define las condiciones a las que deben ajustarse estos profesionales. Sobre todo, destaca la responsabilidad por las actuaciones desarrolladas en el procedimiento.

Plan de Estudios

Tema 1. El proceso de mediación y su eficacia jurídica.

  • Estructuras del procedimiento, fases, premisas y posibilidades.
  • La mediación en la práctica (una mediación paso a paso).

Tema 2. Instrumentos para el proceso de mediación.

  • Objetos del procedimiento de mediación.
  • Caracterización del procedimiento: trabajar el conflicto.

Tema 3. El liderazgo del mediador.

  • La confianza en la mediación.
  • Principios básicos en mediación. Cuestiones a considerar.
  • Cuándo acudir a la co-mediación.
  • Características generales de un líder.
  • Exploración inicial del conflicto- la entrevista a las partes.
  • Tipos de entrevista.
  • La entrevista ideal para mediación.
  • Cómo llegar al: ganar/ganar.
  • El respeto y la valoración de las diferencias.
  • Identificación de posiciones, poderes e intereses.

Tema 4. El mediador. Clases, funciones, deontología.

  • El mediador, definición.
  • Características mínimas para ejercer de mediador.
  • El papel del mediador en el procedimiento.
  • Clases de mediadores.
  • Código deontológico del mediador.
  • Las relaciones con los clientes.

Objetivos del Curso o Máster

  • Estudiar y dominar todas las etapas del proceso de mediacion: Una primera sesión informativa, Una reunión constitutiva, una o varias sesiones en las que se trate el tema y una última sesión donde se recojan en un documento los acuerdos alcanzados por las partes.
  • Saber poner en práctica los instrumentos existentes para llevar a cabo el proceso de mediación.
  • Profundizar en las características a desarrollar profesionalmente por el mediador: la comunicación, la legitimación, la facilitación, el entrenamiento, el desarrollo potencial individual, la identificación de temas, el liderazgo positivo y su consideración como agente de la realidad.
  • Conocer los principios y funciones básicas de la mediación que inciden en el mediador: la participación voluntaria, el favorecer la autonomía de las partes, la cualificación profesional y el respecto del Derecho, la imparcialidad, la neutralidad y la confidencialidad en el procedimiento.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: