Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
50 horas
Titulación
IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

Este curso de ecología emocional muestra como las personas pueden contribuir positivamente para que exista un balance neutro del entorno laboral y personal.

En el liderazgo hay una persona denominada líder con unas funciones diferentes a las del grupo.

Cuando hablamos de un equipo de trabajo, la legitimación de la posición de líder viene dada por la propia organización empresarial. La persona que tiene la responsabilidad delegada por la empresa o el jefe es la que ejerce de forma efectiva y reconocimiento de la empresa.

Desde la perspectiva psicológica, las emociones con la categoría de básicas son aquellas que con independencia de la cultura de origen o de pertenencia del sujeto se manifiestan de la misma forma.

Qué son los contaminantes emocionales

Para comprender la esencia del ser humano, es necesario entender que los dos elementos diferenciadores que lo identifican son las emociones y los pensamientos. Entre ambos, nos centraremos en las emociones. Estas conforman la respuesta que el individuo emite frente a las experiencias que va incorporando a su trayectoria vital y que expresa en el entorno y en referencia a otros individuos.

En este curso vamos a clasificar las emociones. Encontramos que podemos diferenciar claramente dos tipos, que son:

  • Emociones sanas. Las emociones sanas suelen ser en todos los casos emociones agradables y satisfactorias para el individuo. Por ejemplo, la alegría o el amor. También hay emociones que no le producen satisfacción al sujeto. Sin embargo, siguen siendo clasificadas como emociones sanas, como la tristeza o el disgusto. Se dice que son sanas porque no perjudican su salud.
  • Emociones nocivas. Algunas emociones sanas pueden degenerar en emociones nocivas. Es el caso de la tristeza continuada que puede desembocar en un estado depresivo. Aquí si hablamos de emociones que son nocivas para el sujeto y para su salud. Otras emociones de alto impacto nocivo para el ser humano son la rabia o la ansiedad.

Las personas tóxicas en la ecología emocional

Se denomina persona tóxica aquella que ejerce un desgaste, intimidación o hace culpable a otra persona de alguna situación indeseable.

La tipificación de las diferentes tipologías de personas tóxicas nos lleva a la identificación de los mecanismos de acción que cada uno de esos tipos de individuos tóxicos sigue. De forma que, su neutralización también tiene que ser a medida del sujeto tóxico y de la situación.

Uno de los elementos que condiciona nuestro bienestar general es el entorno y el medio en el que actuamos. Por ello, las personas con las que nos relacionamos deben de ser escrupulosamente escogidas. Estas personas impactan en el desarrollo personal y profesional que tengamos, al compartir con ellas nuestro tiempo. Este es uno de los valores más importantes en nuestra vida.

Tipología de personas tóxicas

En este curso abordamos la tipología de personas tóxicas que se encuentran con una mayor frecuencia:

  • Quejica. Siempre se queja, no solamente cuando las cosas no van bien. Tiene un hábito consolidado, la queja y ello le produce un estado de constante enfado.
  • Agresivo. Su forma habitual es la intimidación y la ofensa a los demás. Es un individuo altamente inseguro de sí mismo.
  • Culpabilizador. Es una persona que solo es consciente con respecto a sí mismo de los éxitos, que son suyos. Sin embargo, lo negativo se lo debe siempre a los demás.
  • Envidioso. Su motivo de vida es la comparación con los demás, angustiándose por lo que ellos tienen y el no logra. Para descalificar a aquellos que envidia les ataca o les difama a sus espaldas.
  • Jefe autoritario. Cuando la persona tóxica tiene una posición de jerarquía. Promueve el temor en sus subordinados, necesita tener el control y le gusta rodearse de personas cuya principal cualidad es la fe ciega y la lealtad.

Ecosistema afectivo

En los individuos que manifiestan una buena salud emocional, el ecosistema afectivo se rige por los principios clásicos de la ecología emocional.

Las aportaciones de cada uno de los individuos al ecosistema afectivo interacciona en colaboración con todas las demás. De forma que, origina una masa crítica que favorece los cambios oportunos en el ecosistema y entorno afectivo. Se enfoca en un proceso futuro que llevará a los seres humanos a progresar en la armonía afectiva con el entorno y con el resto de personas, siendo parte integrante de un sistema y medio en el que predomine la satisfacción y la fraternidad.

El ecosistema afectivo actual tiene una característica y es que no se puede ver e identificar todo lo que contiene. Hay muchas veces que lo esencial es invisible para los individuos, ya que es imposible poder verlo todo.

El paradigma que se centraba en que si no tengo evidencia de algo no lo creeré está cambiando. Ahora hay un nuevo paradigma que se centra en que si no se cree en algo no se puede ver y en que si no se siente, no se cree en ello y no se construirá.

El mundo emocional está lleno de intangibles. Por ejemplo, las emociones que nos proporcionan nuestras memorias o recuerdos, nuestras experiencias pasadas, nuestros valores y creencias, etc. Estos intangibles influyen de forma directa en todos los individuos y propician o frenan sus interacciones con el entorno. Son el capital social del que disfrutan los seres humanos y que toman del entorno, aportándole soluciones emocionales en situaciones que las necesiten.

Ecosistema laboral

La principal interacción que se produce en el ecosistema laboral y la ecología emocional es la que se deriva de la gestión de las personas. Esto se lleva a cabo en las organizaciones empresariales, independientemente de que estas sean de ámbito público o privado.

Por eso, es esencial que conozcamos un poco más en detalle que implica la gestión sostenible del capital humano que posee una empresa. El objetivo es ver su interacción con el ecosistema global laboral y las implicaciones que esto tiene para la ecología emocional.

Las personas encargadas del área de recursos humanos (RRHH) son como elemento dinamizador de las interacciones ecosistema-personas. Es lo que progresivamente se viene denominando la gestión de las personas en las organizaciones. Esa gestión se caracteriza por la globalización y la inmediatez en las relaciones y en las decisiones. Se debe de centrar en torno a la cohesión y compromiso del capital humano como pilar fundamental de cualquier empresa.

Plan de Estudios

Tema 1. Gestionar los contaminantes emocionales externos. 

  1. ¿Qué son los contaminantes emocionales?.
  2. Miedo y ansiedad.
  3. Tristeza.
  4. Ira.
  5. Las personas tóxicas.

 Tema 2. Los diferentes ecosistemas que afectan a la ecología emocional.

  1. Ecosistema afectivo.
  2. Ecosistema laboral.

 Tema 3. Desarrollo de capacidades enfocadas a la ecología emocional.

  1. Introducción.
  2. Liderazgo.
  3. Características del líder.
  4. Estilos de liderazgo.
  5. Liderazgo en el siglo XXI.
  6. Liderazgo ecológico.

 

 

Objetivos del Curso o Máster

  • Profundizar en el concepto de liderazgo.
  • Analizar las características que posee un líder.
  • Diferenciar los distintos tipos de liderazgo que existen.
  • Conocer las competencias de un líder del siglo XXI.
  • Aprender sobre el liderazgo ecológico.
  • Profundizar en el concepto de Ecosistema afectivo.
  • Conocer los principios por los que se rige el Ecosistema afectivo.
  • Identificar las emociones que componen el Ecosistema afectivo.
  • Relacionar el ecosistema laboral con el afectivo.
  • Aprender el significado de los contaminantes emocionales.
  • Diferenciar emociones básicas como el miedo, la ansiedad, la tristeza o la ira.
  • Analizar las características de cada una de esas emociones.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: