Titulación Profesional

Modalidad
Online
Duración
200 horas
Titulación
Universidad de Nebrija + IOE

Descripción del Curso o Máster

Bonificable
Empresas
Diploma
Universitario
Temario
Multimedia

Las grandes compañías se preocupan cada vez más por el medio ambiente y son conscientes de lo importante que es cuidar el entorno que nos rodea. Por ello han surgido una serie de normas que se encargan de garantizar ciertos mínimos en esta relación. Si te preocupa el medio ambiente y quieres aportar tu grano de arena en el ámbito empresarial no dudes en formarte en evaluación y auditoría medioambiental.

Formación en evaluación y auditoría medioambiental

El medio ambiente es de vital importancia, gracias a él tenemos acceso a todos los recursos que utilizamos. Cada vez más se nos olvida esto último y dejamos que las grandes empresas hagan lo que quieran con el planeta. Ahora es el momento de prestar mayor atención a nuestra actividad cotidiana y aprender cómo podemos ayudar. Si ya colaboras desde casa ha llegado el momento de dar el siguiente paso y convertirte en auditor medioambiental.

En este curso adquirirás los conocimientos necesarios para poder detectar las oportunidades y los riesgos que existen en el entorno. También podrás evaluar todas las alternativas que existen para ayudar al desarrollo de la empresa en este sentido. Gracias a este conocimiento podrás garantizar que la compañía sea responsable con el entorno. En concreto, la norma ISO 14001 es la que se encarga de minimizar el impacto de nuestra actividad. Es necesario elaborar un plan de gestión de la actividad de acuerdo a lo establecido en esta normativa.

Una vez se aplique lo establecido en el plan es necesario evaluar los resultados. Es por esto que se lleva a cabo la auditoría medioambiental en el entorno empresarial. Es imprescindible comparar los resultados con los objetivos que se concretaron en un primer momento. La información obtenida se convierte en esencial para la empresa que quiere reducir su impacto en el entorno.

Evaluación del impacto ambiental

Lo primero que debe hacer un auditor medioambiental es evaluar el daño que la empresa provoca en el escenario ambiental. Primero, el auditor deberá de contar con cierta información, como la misión y la política de la compañía. Después, deberá de aprender cuáles son los permisos legales con los que se cuentan. Una vez se conocen todos estos datos se podrá concretar la metodología a llevar a cabo. El objetivo del auditor es que la empresa conozca las consecuencias de sus acciones y actúe al respecto.

Por otro lado será necesario establecer los objetivos a alcanzar con la actividad de la auditoría:

  • Identificación de los sectores que necesitan mejora.
  • Conocimiento y cumplimiento de la normativa al respecto.
  • Determinación de los niveles a alcanzar a corto y largo plazo.
  • Concretar los departamentos que van a ser evaluados.
  • Mejorar la responsabilidad medioambiental de la compañía.
  • Demostrar la eficacia de las decisiones tomadas.

Sistemas de gestión medioambiental o SGM

Se trata de un instrumento a disposición de todas las empresas para reducir su actividad perjudicial. Todos los SGM deben de adaptarse a las necesidades y a los recursos de cada empresa. Un SGM abarca todos los elementos y las actividades que se deben llevar a cabo para cumplir los objetivos establecidos. Esto es, las responsabilidades de las diferentes partes, la estructura organizativa y las prácticas concretas a desempeñar, entre otras. Para que la actividad de un sistema de gestión medioambiental funcione se ha de entender que la reducción del impacto en el entorno es una de las prioridades.

Es imprescindible planificar de antemano cómo se va a proceder en el entorno económico. Además, se han de conocer las metas a conseguir, las cuáles deben de estar presentes en la mente del auditor durante todo el proceso. Sin embargo, siempre existe un margen de error. De modo que habrá que analizar cada paso y mejorando la actuación del SGM constantemente. En este sentido, es esencial que el auditor sea crítico en el desempeño de su labor. 

Hay diferentes beneficios derivados de un SGM. En primer lugar se reducen los costes, tanto en materiales como en gasto energético. Esto conduce a una mayor productividad y rentabilidad de la empresa. Por otro lado se reducen el número de incidencias medioambientales, lo cual contribuye a generar una mayor responsabilidad empresarial. Además, esto mejora la imagen de la compañía, lo que probablemente también derive en un crecimiento económico. 

Normativa fundamental

Existen dos normas esenciales que todos los auditores medioambientales deben tener en cuenta. La primera y más importante es la anteriormente mencionada ISO 14001. Se trata de una normativa que se imparte a nivel internacional y que establece cómo llevar a cabo un SGM. Esta ley protege el medio ambiente e intenta reducir los niveles de contaminación a la vez que mira los datos económicos. Entiende que el objetivo de un empresa siempre es maximizar beneficios e intenta encontrar un punto medio entre esto y la protección medioambiental. Cumplir con los requisitos que establece la ISO 40001 supone un aumento de la reputación. Esto ocurre tanto de cara al exterior como en los empleados de la empresa. Por lo general, una persona se compromete más en una compañía si sabe que son responsables con el medio ambiente. 

Otra ley que establece niveles mínimos en materia de calidad medioambiental es la EMAS. Se trata de una norma generada en el ámbito europeo y que resulta más estricta que la anterior. Es cierto que es menos conocida que la ISO 14001 pero concede todavía más calidad a la marca. Contar con el sello EMAS garantiza la fiabilidad del SGM, ya que cuentan con una tercera entidad que verifica el proceso. El propósito primordial de la EMAS es asegurar que la empresa en cuestión cumpla con la normativa vigente. 

El auditor medioambiental

Un auditor no solo debe tener el conocimiento sobre la normativa existente sino también sobre ciencia y tecnología. Tiene que conocer los tipos de energía existentes para poder proponer cuál es el mejor y el más rentable para la empresa. También ha de tener en cuenta las posibilidades económicas de la empresa. Es importante, entonces, que sea una persona objetiva y sepa separarse de los intereses de la compañía. Por otro lado, la figura del auditor debe ser analítica y tener la capacidad de planificar. Esto es, tiene que ser capaz de analizar los datos obtenidos y extraer conclusiones. Conforme a esta información, debe de saber identificar posibles mejoras a corto y largo plazo. 

Además, un auditor es capaz de, una vez conoce todos los datos, planificar la estrategia de actuación a corto y largo plazo. Luego tiene que implantar el plan y asegurarse de que todas las partes entiendan su parte. Es muy importante que se entienda que un gesto pequeño en la empresa puede ocasionar una gran diferencia en el exterior. Si crees que eres capaz de todo esto y te motiva actuar para ayudar al entorno que nos rodea fórmate como auditor medioambiental.

Plan de Estudios

Asignatura 1. Evaluación de impacto ambiental.

  • Origen y alcance de la evaluación de impacto ambiental.
  • Contenido del estudio de impacto ambiental.

Asignatura 2. Sistemas de gestión ambiental.

  • Sistema de gestión ambiental ISO 14001.
  • Requisitos generales y política ambiental.
  • Implementación y operación del SGA.
  • Verificación y revisión por la dirección.
  • Reglamento EMAS.

Asignatura 3. Evolución del medio ambiente y marco normativo ambiental.

  • Introducción de la gestión ambiental en la empresa.
  • Regulación legislativa europea y nacional.
  • Responsabilidad hacia el medio ambiente.

Asignatura 4. Auditor de medio ambiente ISO 14001:2015. 

  • Auditorías ambientales.
  • Normativa aplicable al proceso de auditoría.
  • Perfil auditor según ISO 19011.
  • Planificación y preparación de la auditoría.
  • Proceso de auditoría.
  • Informe y seguimiento de la auditoría.

 

Objetivos del Curso o Máster

  • Adquirir los conocimientos para detectar las oportunidades y riesgos ambientales, así como evaluar las alternativas de desarrollo ambiental.

  • Contribuir a la creación de planes de acción y desarrollo para minimizar los efectos del  impacto ambiental dentro de la empresa.

  • Conocer las actualizaciones de las normas y cambios políticos referentes al ámbito ambiental en las empresas.

  • Diseñar un plan de gestión ambiental empresarial en base a los requisitos legales y políticos teniendo en cuenta la norma ISO 14001.

  • Valorar la eficacia del sistema de calidad empresarial mediante una auditoría ambiental.

@IOE Business School 2017

Descargar en PDF

Comparte ésta formación: