2019-06-11

Cross docking y aumentar el nivel de eficiencia

Imagen Post

El cross docking es un proceso cada vez más empleado en logística y distribución por sus múltiples ventajas. Por ello, las empresas que aplican este tipo de técnica van creciendo. ¿Aún no conoces qué es el cross docking y cuáles son sus ventajas? Te lo contamos.

¿Qué es cross docking?

El cross docking es un tipo de preparación de pedidos utilizado en logística de transporte. Tiene la particularidad de que se realiza sin picking. Y sin almacenamiento de mercancía en stock.  Se realiza en un centro de distribución y entre muelles.

El término cross docking significa, literalmente, cruce de muelle. Y explica a la perfección en qué consiste este proceso.

¿Cómo funciona exactamente? En un muelle del centro de distribución tiene lugar la recepción de los productos. En breve espacio de tiempo estos son transferidos a otro muelle. Este último es el muelle de transporte saliente. De ahí las mercancías son enviadas directamente al lugar correspondiente sin pasar por almacenamiento alguno.

Su característica diferencial es que permite transitar materiales con diferentes destinos. También permite consolidar mercancías provenientes de diferentes orígenes. Y todo sin necesidad de almacenaje intermedio. Así optimiza el tiempo y reduce la infraestructura necesaria para la logística empresarial y la logística de transporte.

Este sistema se utiliza especialmente en la logística empresarial para abastecimiento a cadenas industriales pero también en logística y transporte de mercancías dentro de una misma empresa y entre clientes.

Ventajas del cross docking y sus retos

Supone un importante ahorro de costos a medio y largo plazo

Principalmente porque el centro de distribución puede funcionar sin espacios de almacenaje en el mismo centro o en otros centros. Esto supone una enorme reducción del coste de cada proceso ya que se eliminan un gran volumen de gastos. Entre ellos los propios de construir y mantener almacenes, así como de llevar el mantenimiento del stock y de los procesos de almacenaje y extracción de las mercancías al llegar y salir del mismo.

Esto supone una gran ventaja del cross docking respecto a otras técnicas de logística y distribución. Pero también un importante reto en cuanto a la organización de procesos, horarios, coordinaciones de trabajadores y otras cuestiones esenciales para el óptimo funcionamiento del cross docking.

Para implementar esta técnica es necesaria una inversión inicial en organización y herramientas. Esto permite ejecutar este proceso ordenadamente. Para algunas empresas de logística y distribución esto puede suponer un reto importante en el presente. Aunque la rentabilidad futura sea evidente.

cross docking

Su característica diferencial es que permite transitar materiales con diferentes destinos sin necesidad de almacenaje intermedio

Minimiza la cantidad de procesos operativos y manejo de cargas

Esto implica que la manipulación de la mercancía es claramente menor que en otros procesos. Y ello, a su vez, supone un menor riesgo de incidencias sobre la carga. Es decir, permite una mayor seguridad y reduce las posibilidades de accidentes.

Esta ventaja del cross docking a su vez implica otras encadenadas. Entre ellas la reducción del coste de los seguros de carga. Y también la mayor productividad de los operarios encargados de estas tareas.

El reto para lograrlo es nuevamente una organización eficiente de procesos, trabajadores y mercancías. Por ello, el cross docking precisa de profesionales cualificados para planificar y dirigir estas operaciones y del uso de herramientas adecuadas para la logística y distribución mediante este sistema. En ese sentido es exigente con la necesidad de una planificación cuidada y una ejecución rigurosa de los trabajos y tiempos.

Aumenta el flujo continuo de producción

Esta es otra importante ventaja de cross docking que lleva aparejado el ahorro de tiempo. Esto permite una mayor eficiencia en el trabajo incluso con márgenes de tiempo muy justos. Así, el cross docking facilita los transportes urgentes.  Y aquellos con plazos reducidos. Y mejora la satisfacción del cliente final.

Toda esta cadena de ventajas del cross docking se traduce en una mejor reputación de marca cuando es aplicada por una  empresa de logística y transporte. Y facilita poder cobrar mayores tarifas de transporte gracias a la urgencia con la que es capaz de hacer entregas desde su recepción.

En definitiva, el cross docking, supone por estas y otras ventajas una importante mejora para la imagen y la rentabilidad de la empresa. Eso sí, siempre que sepa aprovechar estas oportunidades a su favor mediante las adecuadas estrategias de marketing, servicios y precios.

Reduce la huella de carbono de cadena de suministros y transporte de mercancías

Tanto si se trata de logística de transporte como de logística y distribución a cadena el cross docking es un proceso que reduce ostensiblemente la huella de carbono en el tránsito de mercancías. Esto supone un menor gasto energético y la implementación de procesos más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Además de la ventaja que esto supone para la sociedad en su conjunto, permite a la empresa posicionarse como más respetuosa con el medio ambiente frente al público. Para muchos clientes es solo una cuestión de imagen que valoran muy positivamente por los réditos que les reporta públicamente. Para otros es un importante valor.

Sea cual sea el motivo permite trabajar con empresas que apuestan por los procesos más ecológicos.  Así como aquellas con una identidad de marca ECO  o verde. Y eso abre nuevas oportunidades de negocio que puede ser muy interesante y rentable aprovechar.

El cross docking como ves ofrece importantes ventajas pero también supone enfrentar algunos retos para su óptima implementación y ejecución. Cada empresa debe valorar si las primeras compensan los retos necesarios para aprovechar las oportunidades que ofrece el cross docking.